Cantabria botará en agosto el primer prototipo de aerogenerador flotante

  • Santander, 25 may (EFE).- Cantabria fondeará en agosto de este año una plataforma flotante para la producción de energía eólica en zonas marinas de grandes profundidades, que será el primer prototipo de estas características que se prueba en el mundo y un hito en el proyecto de apertura de un parque experimental en su costa.

Cantabria botará en agosto el primer prototipo de aerogenerador flotante

Cantabria botará en agosto el primer prototipo de aerogenerador flotante

Santander, 25 may (EFE).- Cantabria fondeará en agosto de este año una plataforma flotante para la producción de energía eólica en zonas marinas de grandes profundidades, que será el primer prototipo de estas características que se prueba en el mundo y un hito en el proyecto de apertura de un parque experimental en su costa.

La sociedad que está desarrollando este prototipo, Idermar, en la que participan el Gobierno regional, la Universidad de Cantabria y empresas privadas, ha botado hoy una boya experimental para comprobar cómo se comportan las torres eólicas flotantes frente al viento, el oleaje y las corrientes.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, acompañada por el presidente de la comunidad, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Lola Gorostiaga, ha presenciado en el Dique de Gamazo del Puerto de Santander la descarga sobre el agua de esta boya para la recogida de datos experimentales y oceanográficos, la primera de España y una de las pocas del mundo de estas características.

En este proyecto participan la empresa pública Sodercan, el Instituto de Hidráulica de la Universidad de Cantabria y las empresas Helium y Appia XXI, que han constituido una sociedad, Idermar, que aspira a que Cantabria se convierta en punto de referencia mundial en el campo de la energía eólica marina.

La boya experimental que hoy se ha botado tiene una longitud de 70 metros, flota con tres lastres de 300 toneladas cada uno y puede fondearse a profundidades de 50 metros, según ha explicado el presidente de Appia XXI, Marcos Pantaleón.

Este prototipo permanecerá instalado durante un año en la costa de Santander, frente a la Virgen del Mar, donde deberá soportar olas de hasta 26 metros sin apenas moverse, una de las condiciones necesarias para que la producción de energía sea viable.

Idermar botará en junio una segunda boya, de mayor longitud, que permitirá comprobar la viabilidad de producir energía eólica en el mar, en plataformas fondeadas sobre profundidades de 200 metros.

Estas dos boyas servirán de avanzadilla de la primera torre experimental que Idermar botará en agosto y que tendrá capacidad para producir energía eólica, con una potencia de 0,5 megavatios.

La botadura que ha tenido lugar hoy supone un hito en el proyecto de abrir un parque experimental de energía eólica marina frente a la costa de Ubiarco, según ha destacado la ministra.

El coste de este parque, para el que se ha solicitado financiación al Ministerio de Ciencia e Innovación, es de 15 millones de euros, según han informado fuentes de Sodercan.

Idermar espera que en 2010 pueda instalar ya en Ubiarco tres torres de producción de energía eólica, con una potencia de entre 3 y 5 megavatios. El parque experimental tendrá una superficie de 4.800 hectáreas.

El presidente de la empresa de ingeniería Appia XXI ha subrayado que el éxito de este proyecto no depende sólo de que las boyas "no se mojen y no se hundan", porque también hace falta financiación y que el Ministerio de Industria conceda el permiso que Idermar le ha solicitado hace ya seis meses.

La sociedad promotora ve en este proyecto una oportunidad para que Cantabria y España se conviertan en una referencia mundial en la producción de energía marina sobre plataformas fondeadas a grandes profundidades, para lo que, según Pantaleón, "hay que correr y correr mucho".

Las plataformas flotantes abren la posibilidad de instalar parques en zonas profundas, al no necesitar anclajes, algo especialmente importante en España, cuya costa tiene una plataforma continental estrecha.