Cerca de 1.000 empleados leoneses fueron afectados por algún ERE en el primer trimestre de 2009, un 111% más que en 2008

LEÓN, 12 (EUROPA PRESS)

Cerca de 1.000 trabajadores leoneses se vieron afectados por algún Expediente de Regulación de Empleo (ERE) durante el primer trimestre del presente año, lo que supone un incremento del 111,76 por ciento respecto a la cifra registrada durante el mismo periodo de 2008, según un informe elaborado por el servicio económico y jurídico de la Federación Leonesa de Empresarios (FELE).

Así lo manifestó hoy el presidente de la FELE, Javier Cepedano, quien precisó que el sector más perjudicado en este aspecto es el de la industria, con 915 trabajadores. "Creo que ya se ha producido el efecto de ajuste en la construcción y sí afecta al sector industrial", concretó.

Al mismo tiempo, señaló que durante el primer trimestre de 2009 el número de empresas concursadas en la provincia de León fue de 14, lo que supone un incremento del 366,67 por ciento respecto al mismo trimestre de 2008, un incremento, a su juicio, "terrorífico".

Al respecto, puntualizó que el 40 por ciento de las empresas concursadas tiene como actividad principal la construcción y promoción inmobiliaria; el 30 por ciento pertenece a la industria y a la energía y el 20 por ciento al sector comercio o servicios.

En cuanto a la morosidad de las empresas y las familias leonesas, durante el mes de marzo se incrementó en un 70,32 por ciento, con 3.229 operaciones impagadas, un 10,13 por ciento más que las registradas en el mes de marzo del pasado año.

En este sentido, subrayó el "fuerte" incremento de la cuantía de los efectos impagados, que asciende a 18,2 millones de euros, frente a los 10,7 millones impagados en el mismo periodo de 2008, un análisis "horrorífico", según opinó.

Las cifras obtenidas en el informe manifiestan que en la provincia de León se produjo durante el primer trimestre del año un incremento en el desempleo y un descenso de la productividad, del consumo, del Producto Interior Bruto (PIB) y de la inversión.

SOLUCIONES

Por este motivo, Cepedano expuso algunas soluciones que se pueden abordar ante la actual situación de crisis como una reforma del mercado laboral que suponga mayor flexibilidad en el empleo o un descenso del impuesto de sociedades, ya que el coste que supone para los empresarios españoles es "bastante superior" que la media europea.

Además, en su opinión, es necesario liberar el mercado energético, las telecomunicaciones, la vivienda y el transporte para poder mover la oferta y la demanda. "Si se toman las medidas oportunas, el consumo y la producción aumentarán", indicó.

Del mismo modo, propuso un abaratamiento de las cuotas a la Seguridad Social y el establecimiento de un plan de absentismo laboral. "El Gobierno tiene que empezar a crear medidas a favor del empresario. Es el momento de que el Gobierno se acuerde de que al empresario hay que echarle una mano", agregó.

Finalmente, solicitó que el dinero llegue "definitivamente" a las empresas. "El dinero no llega a las empresas. Pido que llegue para incentivar el consumo y crear empleo", concluyó.