CHA exige a Zapatero que se moje en la defensa de la planta de Figueruelas

  • Zaragoza, 28 may (EFE).- El portavoz de Economía de CHA en las Cortes de Aragón, Chesús Yuste, ha afirmado hoy que el Gobierno aragonés no puede estar "solo" en la defensa de la planta de Opel de Figueruelas (Zaragoza) y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene que "mojarse" para que no salga perjudicada.

Zaragoza, 28 may (EFE).- El portavoz de Economía de CHA en las Cortes de Aragón, Chesús Yuste, ha afirmado hoy que el Gobierno aragonés no puede estar "solo" en la defensa de la planta de Opel de Figueruelas (Zaragoza) y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene que "mojarse" para que no salga perjudicada.

En declaraciones a los medios en las Cortes de Aragón, Yuste ha exigido a Zapatero "su máximo compromiso con la industria automovilística en Aragón" porque el Ejecutivo autonómico en solitario no tiene capacidad de negociar "de igual a igual" con el Gobierno alemán ni de hacer un esfuerzo económico similar al que va a hacer Alemania.

"Para hablar con Merkel (la canciller alemana, Angela Merkel) tiene que estar Zapatero", ha recalcado Yuste, y el presidente tiene que "mojarse" para negociar que en el nuevo escenario Figueruelas no salga perjudicada.

En ese sentido, ha mostrado su preocupación por el distinto papel que han tomado los gobiernos europeos implicados y porque el principal interés de la canciller alemana, Angela Merkel, es "salvar el empleo" de las factorías de su país, "sin importarle otras cuestiones".

Para Yuste, que Alemania sea la que esté "repartiendo la baraja" no debe tranquilizar especialmente, "sino todo lo contrario" y el Gobierno español, en su opinión, no está actuando "con el mismo compromiso e implicación".

Yuste ha criticado, en ese sentido, que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se haya "movido" para defender otras industrias automovilísticas, entre las que ha citado Seat y Citroen, y en el caso de Opel "ni está ni se le espera" cuando "debería tomar cartas en el asunto directamente".

En todo el proceso, ha dicho Yuste, los trabajadores de Opel "han estado solos", no han tenido el "respaldo activo" del Ministerio de Industria y sólo han contado con el Ejecutivo aragonés.

Yuste, quien ha manifestado su preocupación por la segregación de Opel de General Motors, porque la "incertidumbre no se ha disipado" por pasar de depender de Detroit a Berlín, ha remarcado que una planta "potente y rentable como la de Figueruelas no puede quedar en entredicho por una mala gestión del Gobierno español" y Aragón, ha concluido, "se está jugando mucho en este envite".