Comité de Figueruelas cree que el encuentro entre el presidente de GM Europa y el Gobierno será "clave"

ZARAGOZA, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente del comité de empresa de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza), José Juan Arceiz, consideró hoy que el encuentro que mantendrán el presidente de GM Europa, Carl-Peter Forster, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, a finales de mes será "clave" para el futuro de la planta española.

Según señaló Arceiz en declaraciones a Europa Press, tanto el Gobierno autonómico como el central "están poniendo de su parte para ayudar a que se garantice el futuro de la planta", por lo que sus conversaciones con Forster en el encuentro que posiblemente tendrá lugar el 25 de mayo en Zaragoza, serán "fundamentales".

Además, el presidente del comité de empresa se mostró "convencido" de que ambos Gobiernos "estarán ahí" siempre que en la segregación se mantenga la actividad en la planta de Figueruelas.

En esta misma línea se ha pronunciado hoy el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, que señaló que el aval del Gobierno autonómico para Opel, una vez se produzca la segregación de la matriz americana de General Motors (GM), "está listo y con todo preparado" pero no se firmará hasta que se garantice el futuro de la fábrica de España, ubicada en Figueruelas (Zaragoza).

Según informó Larraz, en declaraciones a los medios de comunicación, tras un acto que tuvo lugar en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, el aval sólo saldrá adelante "si Figueruelas encaja perfectamente en la nueva solución".

"El aval con Opel está todo preparado, pero está pendiente de cómo va a quedar la compañía tras la segregación, de si se cumple que el Meriva se ponga en tiempo y forma y como Figueruelas encaja en la nueva compañía", aseveró.

Las Cortes de Aragón autorizaron a finales de diciembre de 2008 al Gobierno regional a conceder un aval por un valor máximo de 200 millones de euros a GM España para preparar la fabricación del nuevo modelo Opel Meriva en la factoría de Figueruelas, con el requisito de que la producción comenzara en el primer cuatrimestre de 2010.

Por otro lado, Arceiz recordó que el comité europeo se ha mostrado en contra de que Fiat acceda al accionariado de Opel, pero señaló que el comité de España "no se va a pronunciar hasta que no haya un proyecto en firme".

"Son todo rumores y elucubraciones, vamos a esperar a que haya una oferta sobre la mesa para opinar y pelearemos porque Figueruelas mantenga su carga de trabajo", aseveró.