Economía/CCM.-La caja redujo su beneficio un 87% en 2008 con 18.689 millones en préstamos y 17.022 millones en depósitos

TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS) La Caja de Ahorros de Castilla La Mancha (CCM) cerró 2008 con un beneficio consolidado de 29,86 millones de euros, lo que supone una caída del 87% respecto a los 231,8 millones de 2007, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). El presidente de CCM calificó los resultados obtenidos en 2007 de "francamente notables". Estos datos se dieron a conocer en un momento en el que la entidad se encontraba inmersa en un proceso de integración con Unicaja, después de que los presidentes de ambas entidades, Juan Pedro Hernández Moltó y Braulio Medel, alcanzasen las bases de un acuerdo, que contempla un proceso de due dilligence (auditoría legal). No obstante, la caja no ha llegado a presentar oficialmente sus resultados, algo que preveía realizar probablemente después de la reunión del consejo de administración ordinario del próximo martes, día 31 de marzo. Según los datos de la CECA, en concreto, la primera de las partidas alcanzó los 140 millones, un 19,6% más, de los que 91,62 millones correspondieron a inversiones crediticias, mientras que las dotaciones netas se elevaron hasta los 16,5 millones, lo que supone multiplicar por tres los 5,4 millones de 2007. A pesar de la caída de su beneficio, la entidad continuó registrando incremento en su actividad, ya que cerró 2008 con 18.689 millones de euros en préstamos, un 7,7% más, mientras que sus depósitos se elevaron hasta los 17.022 millones, un 6,16% más. En cuanto a los márgenes, el de interés alcanzó los 297 millones de euros, un 19% inferior al de 2007, mientras que el margen bruto se situó en 537 millones, un 84% más que hace un año, aunque los datos de comparación están sometidos a la nueva Circular Contable del Banco de España. Asimismo, las comisiones, que suponen una importante fuente de ingresos, también cayeron durante el ejercicio 2008 hasta los 96,21 millones de euros, un 26% menos. En el ejercicio 2007, CCM obtuvo una rentabilidad de 280,63 millones de euros, antes de impuestos, un 15,8 por ciento más que en el año anterior, con un resultado consolidado de 231,8 millones de euros. El presidente de CCM calificó entonces los resultados obtenidos en 2007 de "francamente notables" y explicó que el balance de la caja creció hasta los 24.552 millones de euros, un 26,58% más que en ejercicio anterior, y los recursos ajenos aumentaron un 23,61%, un total de 18.980 millones de euros de saldo final. La inversión crediticia se incrementó en un 25,88 por ciento durante 2007, 17.875 millones de euros de saldo final, y los recursos propios de Caja Castilla-La Mancha crecieron un 17,48 por ciento hasta alcanzar los 1.865 millones de euros. Además, Caja Castilla-La Mancha tenía créditos concedidos por importe de 19.536 millones de euros a cierre de 2008 y con depósitos de clientes por valor de 17.265 millones de euros. ASAMBLEA GENERAL En la última Asamblea General, celebrada el 19 de diciembre de 2008, la caja aprobó las líneas generales de actuación de la entidad para el ejercicio 2009 y el Plan y el Presupuesto de la Obra Social y Cultural para el año próximo. En la misma sesión, quedó aprobado el informe de la Comisión de Control sobre el análisis de la gestión económica y financiera de la Entidad referido al primer semestre de este año y ha delegado facultades en el Consejo de Administración de CCM para la emisión de valores mobiliarios. En lo concerniente a las líneas generales de actuación para el año 2009, el objetivo principal de la entidad se centró en mantener el nivel de respuesta a las necesidades de las empresas, familias e instituciones de Castilla-La Mancha. Al mismo tiempo, CCM va a continuar incrementando su fortaleza a través de la aplicación de una política de selección del crédito soportada sobre la clara viabilidad y solvencia de los proyectos. La Asamblea General dio luz verde también a un ambicioso plan comercial dirigido a incrementar la rúbrica de los recursos ajenos merced a la intensificación de acciones de proximidad a clientes y la mejora de la calidad del servicio. Además, las líneas estratégicas de la Entidad recogen la aplicación de una política de reducción en los costes operativos y actuaciones dirigidas a ajustar la capacidad productiva al nuevo marco de negocio. El presupuesto de la Obra Social de CCM aprobado para el año 2009 contempla una inversión para la realización de actividades y centros de más de 20 millones de euros. Este presupuesto ya se dio por provisional, para ser revisado en una nueva Asamblea General una vez que esté cerrado el ejercicio 2008.