Economía/Motor.- El Gobierno aprueba el Plan Integral de Automoción, dotado más de 4.000 millones de euros

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) El Consejo de Ministros aprobó hoy el Plan Integral de Automoción (PIA), dotado con más de 4.000 millones de euros y consistente en una serie de actuaciones a corto, medio y largo plazo que implican a varios departamentos ministeriales, con el objetivo de fomentar la recuperación de la actividad industrial del sector del automóvil. El Plan contempla medidas industriales y de impulso a la demanda correspondientes al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, medidas laborales (Trabajo e Inmigración), medidas de impulso a la logística (Fomento), medidas de impulso al I+D+i (Ciencia e Innovación) y medidas financieras (Economía y Hacienda). En el ámbito industrial, el PIA incluye los 800 millones de euros en ayudas presupuestados en el Plan de Competitividad, que comenzarán a llegar a las empresas solicitantes en marzo próximo, según los planes del Gobierno. También recoge una apuesta por el vehículo-híbrido eléctrico, con el objetivo de que en 2014 circulen por las carreteras españolas un millón de automóviles de este tipo. Para ello, se pondrá en marcha el Proyecto Movele, una prueba piloto consistente en la introducción de 2.000 vehículos eléctricos en entornos urbanos en 2009 y 2010, así como en la instalación de 500 puntos de recarga. DIEZ MILLONES PARA EL COCHE ELECTRICO. El proyecto cuenta con un presupuesto de diez millones de euros, de los que ocho millones corresponderán a la adquisición de vehículos, 1,5 millones a la creación de infraestructuras de recarga y 500.000 euros para asistencia técnica, gestión y comunicación. En el ámbito de impulso a la demanda, el PIA incluye el Plan VIVE, dotado con 1.200 millones de euros, 700 para este año y los 500 restantes para 2010. El Plan Integral destina asimismo 40 millones a internacionalización de las empresas del sector. Por lo que respecta a las medidas laborales, que deben aprobarse en el marco de la Mesa para el Diálogo Social, se establece la posibilidad de aplazar los pagos a la Seguridad Social en 2009 y de forma excepcional, así como la 'puesta a cero' de la prestación por desempleo para los trabajadores afectados por ERE que posteriormente sean despedidos. También se incluyen medidas en el ámbito de la formación para el empleo, la reducción de la cotización a la Seguridad Social por contingencias profesionales y el control de los procesos y el gasto de la prestación por incapacidad temporal, al objeto de combatir el absentismo injustificado. 950 MILLONES EN ACTUACIONES LOGISTICAS. En lo relativo a la logística, la dotación del PIA asciende a 950 millones de euros, destinados a potenciar el transporte ferroviario de mercancías, al desarrollo de un plan sectorial de mercancías por carretera y a la implantación de las denominadas "autopistas del mar". En cuanto a la innovación, las ayudas directas al I+D+i en el sector del automóvil sumarán 320 millones de euros en un período de dos años. A esta cifra se añaden cien millones de euros correspondientes a las deducciones fiscales por esta actividad. Por último, en el ámbito financiero, el programa incluye las líneas ICO-Pyme e ICO-Liquidez, con un coste previsto de financiación de 650 millones de euros en 2009, así como los créditos que pueden solicitarse al Banco Europeo de Inversiones (BEI) para el desarrollo de vehículos eficientes, para lo que la institución europea cuenta con un fondo de 8.000 millones de euros. SEGUNDO MAYOR PLAN DE EUROPA. Industria sostiene que este plan ocupa el segundo puesto en Europa por su dotación económica, sólo por detrás de Francia, que ha destinado 9.220 millones al sector del automóvil, y por delante de Alemania (2.000 millones) y Reino Unido (3.000 millones). En lo referente a medidas para impulsar la demanda, el Plan VIVE (incluido en el PIA) representa una ayuda en la financiación de 2.000 euros por coche, por detrás de la ayuda directa de 2.500 euros en Alemania, pero por encima de las subvenciones directas de 1.000 euros en Francia y en Reino Unido. Las ayudas a la demanda suponen el 0,109% del PIB español, frente al 0,06% en Francia y el 0,013% en Alemania. Además, las ayudas a la demanda y a la inversión representan el 0,38% del PIB nacional, en comparación con el 0,161% de Reino Unido, el 0,08% de Alemania y el 0,472% de Francia. El plan español representa un coste de 26.062 euros por trabajador, el segundo mayor de Europa.