Economía/Motor.- Empleados de Renault se concentran en París "sin resultado", por lo que endurecerán las acciones

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS) Más de un centenar de trabajadores de las factorías españolas de Renault, entre los que se encontraba una delegación de la planta de Sevilla, se concentraron hoy en París ante la sede de la firma automovilística, que presentaba hoy sus resultados, "sin resultado" para protestar por el expediente de regulación de empleo (ERE) temporal, por lo que anunciaron un "endurecimiento" de las acciones. Según explicó el presidente del comité de empresa de la planta de San Jerónimo, José Fernández, a Europa Press, un total de 16 delegados sindicales sevillanos participaron en esta concentración, junto con trabajadores de las plantas de Valladolid y Palencia, además de compañeros franceses. Tras la presentación de resultados, en la que el grupo anunció una reducción del 78 por ciento de su beneficio neto en 2008, los trabajadores se reunieron con la dirección de Renault que "continuó sin ofrecer garantías" para el empleo futuro. "La reunión ha sido un fiasco, porque se vuelve a Sevilla en peores circunstancias, ya que ni aclaran nada ni aseguran la llegada de ningún vehículo convencional a Valladolid", sostuvo Fernández, quien criticó que Renault sólo apueste por el futuro de Valladolid a través del coche eléctrico pero con financiación del Gobierno nacional y de Castilla y León. En este sentido, anunció que desde el próximo lunes no descartan llevar a cabo "ningún tipo de acción que implique además mover a la toda la plantilla". Así, explicó que los trabajadores no se niegan a negociar, pero que las acciones serán "más contundentes a partir de ahora". El fabricante francés de automóviles Renault registró un beneficio neto de 599 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que se traduce en una reducción del 78% en comparación con los 2.734 millones de euros de beneficio neto obtenidos en el año precedente, según informó hoy el presidente de la compañía, Carlos Ghosn, durante la presentación de los resultados anuales del grupo. El resultado neto de la multinacional gala incluye un aportación de 437 millones de euros correspondiente de su participación en sus empresas asociadas, en comparación con los 1.675 millones obtenidos en 2007. Así, su presencia en Nissan, en la que posee un 44,4 por ciento, le reportó 345 millones de euros, mientras que su participación en Volvo AB y en Avtovaz le aportó 92 millones de euros. La facturación de la multinacional gala se situó en 37.791 millones de euros entre enero y diciembre del pasado año, lo que representa un descenso del siete por ciento frente a los 40.620 millones de euros de cifra de negocio del ejercicio previo. La compañía prevé que durante 2009 se experimente un deterioro de la situación del mercado automovilístico internacional, por lo que reducirá sus inversiones en un 20 por ciento y prevé rebajar su plantilla en 9.000 personas a través de bajas incentivadas y salidas previstas, que no serán cubiertas con nuevas contrataciones. De este total de 9.000 empleados menos previstos para 2009, 4.500 empleados corresponderán al mercado francés, mientras que los 4.500 restantes serán de otros países.