El 94 % de las grandes firmas familiares prevé mejorar sus ventas en 2012

  • El 94 % de las grandes empresas familiares prevé que en 2012 sus ventas mejoren o igualen a las de 2011, porcentaje que en el caso de beneficios se sitúa en el 83 %, lo que muestra grandes niveles de "autoconfianza" pese a la crisis, según un informe del IE Business School y Signium International.

Madrid, 27 feb.- El 94 % de las grandes empresas familiares prevé que en 2012 sus ventas mejoren o igualen a las de 2011, porcentaje que en el caso de beneficios se sitúa en el 83 %, lo que muestra grandes niveles de "autoconfianza" pese a la crisis, según un informe del IE Business School y Signium International.

El estudio, conocido hoy, ha sido elaborado en base a entrevistas realizadas entre septiembre y octubre de 2011 a propietarios y directivos de más de doscientas compañías cuya propiedad está en manos de un grupo familiar y que facturan más de 200 millones de euros.

Todos los entrevistados opinan que el entorno socioeconómico de España en la fecha de las entrevistas era igual o peor que en el año anterior, y un 78 % que era "claramente peor".

En su opinión, los aspectos más preocupantes para el desarrollo de la actividad empresarial son la dificultad de acceso al crédito y la regulación laboral (27 %), la incertidumbre y las dificultades derivadas del entorno político y económico internacional (17 %) y el sistema fiscal (12 %).

El 63 % señaló que en 2011 sus ventas mejoraron en relación con 2010, mientras que esta proporción desciende al 47 % en cuanto a beneficios, que en el 53 % de los casos provinieron en un más de un 25 % de la actividad internacional.

Según los entrevistados, las principales fuerzas para competir radican en la diversificación de mercados (17 %) y productos (16 %), el talento de los empleados (22 %), la reputación de la marca (17 %) y en la competitividad en precios (12 %).

El informe revela que el 67 % de los propietarios tiene planificada la sucesión, tanto en términos de continuidad en la gestión como en la propiedad, y que el 89 % usa los servicios de firmas de "headhunting" (cazatalentos) en sus procesos de reclutamiento de ejecutivos.

El estudio concluye que los grandes empresarios españoles "están demostrando un firme compromiso y confianza ante la crisis", ya que aunque reconocen profundas dificultades para desarrollar su actividad siguen apostando por sus negocios.

Advierte de que en muchos procesos de ajuste empresarial derivados de la crisis están conllevando recortes en gastos en inversiones relevantes para asegurar su competitividad futura y muchas empresas podrían quedar debilitadas para abordar la recuperación.

Según la misma fuente, la preocupación por el balance entre vida personal y profesional o la presencia de consejeras en los órganos de gobierno se mantienen como "asignaturas pendientes".

Los responsables del informe atribuyen esta circunstancia a que en tiempos complejos "se pone más foco en aquellos asuntos que se consideran más prioritarios para la consecución de los resultados en el corto plazo".