El crudo cotiza a su máximo en 6 meses mientras la OPEP debate nuevo recorte

  • Viena, 23 may (EFE).- La cotización del crudo volvió a encontrar la senda alcista, con marcas no vistas en medio año, en una semana en la que los mercados recibieron con entusiasmo los datos sobre la recuperación de la demanda en China, mientras se espera a que la OPEP decida si recorta o no de nuevo su producción.

Viena, 23 may (EFE).- La cotización del crudo volvió a encontrar la senda alcista, con marcas no vistas en medio año, en una semana en la que los mercados recibieron con entusiasmo los datos sobre la recuperación de la demanda en China, mientras se espera a que la OPEP decida si recorta o no de nuevo su producción.

Tras la semana anterior, en la que los datos sobre el deterioro de la demanda empujaron los precios a la baja, los últimos cinco días vieron un mercado con apreciaciones que, al final de la semana, llegaron a ser de hasta el 9,4 por ciento respecto al último viernes.

El alza en el precio del crudo fue ya palpable el lunes. Ese día, el principal elemento de presión fue el temor a un corte de suministro de petróleo nigeriano tras las amenazas de la guerrilla en el sur del país de bloquear las vías fluviales que emplea la industria petrolera del principal productor africano.

A mediados de semana, fueron las buenas noticias relativas al consumo de crudo en Estados Unidos las que auparon a las cotizaciones.

Así, los datos que difundió el miércoles el Departamento de Energía (DOE) reflejaron el segundo descenso consecutivo en las reservas de crudo y una merma mayor de la que esperaban los analistas, en tanto que las existencias de gasolina bajaron también más de lo que se preveía.

Las reservas de petróleo descendieron en 2,1 millones de barriles la pasada semana aunque el total, de 368,5 millones, es un 18,3 por ciento superior al nivel de hace un año.

Las existencias de gasolina bajaron en 4,3 millones de barriles, a un total de 204 millones, un volumen que es un 2,3 por ciento inferior al del pasado año en la misma época.

El miércoles, el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) cotizó a 62,04 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, el precio más alto de los últimos seis meses.

Igualmente, el barril de Brent, de referencia en Europa, subió hasta los 60,59 dólares, la cotización más alta desde el 5 de noviembre del pasado año.

Al finalizar la semana, el precio del crudo fijó cotizaciones incluso más altas.

A su cierre el viernes, el Texas se pagaba a 61,67 dólares por barril, un 9,4 por ciento más caro que hace una semana.

Por su parte, el Brent europeo terminó la semana a 60,78 dólares por barril, un 8,5 por ciento ó 4,5 dólares más caro que el viernes anterior.

Entre los factores que contribuyeron al encarecimiento del crudo destacó el aumento de la demanda en China, segundo consumidor de "oro negro" del mundo, de acuerdo con los analistas.

Según datos oficiales, la demanda china de petróleo se incrementó un 3,9 por ciento el pasado abril, en comparación con el mismo mes de 2008.

Además, la consultora especializada JBC estimó en su análisis del mercado publicado en Viena que la recuperación de la economía china y, por tanto, el consumo de crudo, suponen un "soplo de vida" en la economía mundial.

Además, JBC consideró que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) tendría que recortar su producción en 1 millón de barriles diarios hasta que la recuperación del consumo se consolide.

El cartel petrolero se reúne el próximo día 28 en Viena para analizar la situación del mercado y debatir un eventual reajuste de sus niveles de producción.

Según los analistas de JBC, la reciente escalada de precios del petróleo y la ruptura de la barrera de los 60 dólares no significa que haya terminado la inestabilidad en el mercado, por lo que apostó por que la OPEP mantenga una política de cautela y reduzca su bombeo.

Antonio Sánchez Solís