El crudo de Texas cierra a 62,04 dólares, el precio más alto en seis meses

  • Nueva York, 20 may (EFE).- El barril de crudo de Texas se encareció hoy un 3,22% y cerró a 62,04 dólares, el nivel más alto desde comienzos de noviembre, después de conocerse que las reservas de petróleo y de gasolina en EE.UU. bajaron más de lo que se preveía.

Nueva York, 20 may (EFE).- El barril de crudo de Texas se encareció hoy un 3,22% y cerró a 62,04 dólares, el nivel más alto desde comienzos de noviembre, después de conocerse que las reservas de petróleo y de gasolina en EE.UU. bajaron más de lo que se preveía.

Al finalizar la jornada en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio añadieron 1,94 dólares al precio del martes y llegaron a negociarse a 62,18 dólares durante la sesión.

El precio de cierre de hoy es el mas alto que logran los contratos de petróleo WTI con vencimiento más próximo desde el 10 de noviembre pasado, cuando concluyeron la sesión a 62,41 dólares.

Los contratos de gasolina para entrega en junio cedieron un centavo y terminaron a 1,80 dólares el galón (3,78 litros), en tanto que el gasóleo de calefacción para ese mes cerró a 1,54 dólares el galón, 6 centavos más que en la sesión anterior.

Los contratos de gas natural para junio añadieron 6 centavos y finalizaron a 3,97 dólares por mil pies cúbicos.

Los datos que difundió este miércoles el Departamento de Energía (DOE) reflejaron el segundo descenso consecutivo en las reservas de crudo y una merma mayor de la que esperaban los analistas, en tanto que las existencias de gasolina bajaron también más de lo que se preveía.

Las reservas de petróleo descendieron en 2,1 millones de barriles la pasada semana y el total, de 368,5 millones, es un 18,3% superior al nivel de hace un año.

Las existencias de gasolina bajaron en 4,3 millones de barriles, a un total de 204 millones, un volumen que es un 2,3% inferior al del pasado año en la misma época.

Los expertos preveían descensos de algo más de un millón de barriles en las existencias de crudo y de gasolina.

Las reservas de productos destilados, una categoría que incluye al gasóleo de calefacción y al diesel, aumentaron en 600.000 barriles y el total, de 148,1 millones, es un 35,7% superior al volumen del pasado año.

El informe semana del DOE reveló además que las refinerías estadounidenses trabajaron la pasada semana al 81,8% de capacidad, comparado con el 83,7% de la anterior, y que las importaciones de petróleo se situaron en una media de 8,8 millones de barriles diarios.

Los datos relativos a la demanda de combustibles mostraron una semana más que se mantiene por debajo de los niveles del pasado año, lo que no ha impedido sin embargo que el precio del crudo y de los combustibles suban en el mercado mayorista y en la venta al público.

El volumen de combustibles y de otros productos derivados del crudo sacados al mercado estadounidense, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media diaria de casi 18,3 millones de barriles en las últimas cuatro semanas, un 7,6% menos que en igual periodo del año anterior.

La demanda específica de gasolina en el mismo periodo fue de una media de 9,1 millones de barriles diarios, un 1,2% por debajo de la que se registraba hace un año.

El encarecimiento del crudo coincidió también con un mayor debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas, lo que tiende a estimular las compras de petróleo y de otras materias primas que se negocian en esa divisa en los mercados internacionales.