El Foro Nuclear confía en que el Gobierno renueve la autorización de Garoña

  • Madrid, 26 may (EFE).- La presidenta del Foro de la Industria Nuclear, María Teresa Domínguez, aseguró hoy que ya hay signos de que el Gobierno ha entendido el problema energético de España por lo que confía en que renueve la autorización de la central nuclear de Garoña (Burgos), cuyo cierre, advirtió, encarecería la factura de la luz.

El Foro Nuclear confía en que el Gobierno renueve la autorización de Garoña

El Foro Nuclear confía en que el Gobierno renueve la autorización de Garoña

Madrid, 26 may (EFE).- La presidenta del Foro de la Industria Nuclear, María Teresa Domínguez, aseguró hoy que ya hay signos de que el Gobierno ha entendido el problema energético de España por lo que confía en que renueve la autorización de la central nuclear de Garoña (Burgos), cuyo cierre, advirtió, encarecería la factura de la luz.

En rueda de prensa, Domínguez consideró que las últimas actuaciones del Ministerio de Industria, en alusión a la resolución del déficit tarifario y el mayor control a las instalaciones fotovoltaicas, son un síntoma "muy bueno" de que el Gobierno actúa de forma responsable.

En esa responsabilidad se incluiría la renovación de las autorizaciones de las centrales nucleares españolas, según la presidenta del Foro Nuclear y Martín Regaño, el director general de Nuclenor -la compañía a partes iguales de Endesa e Iberdrola que gestiona Garoña-.

Domínguez insistió en que, si se quiere cumplir el objetivo de tener un mix energético en 2030 con un tercio de la energía de origen fósil, otro de renovables y el último de nuclear, es necesario que en España se mantengan todos los reactores en funcionamiento y se desarrollen 11.000 megavatios nucleares adicionales, lo que supondría la puesta en marcha de entre 7 y 10 nuevos reactores.

Para conseguir ese propósito es "urgente" que España tenga una planificación energética que cuente con la energía nuclear, ya que sin ella, según Domínguez, el país lo podría pasar mal y la electricidad se encarecería "sin la presión a la baja" de la nuclear en el mercado mayorista.

En cuanto a la central de Garoña, la autorización actual caduca el próximo julio, mes en el que el Consejo de Seguridad Nacional deberá decidir el cierre, que sería vinculante, o la prórroga por diez años más, que debería ser posteriormente ratificada por el Gobierno para ser efectiva.

Garoña, a pesar de sus más de 30 años de antigüedad, posee un reactor en condiciones similares a otras centrales de Estados Unidos, Japón o Suiza que han recibido las autorizaciones para ampliar su vida útil hasta 60 años, una de las razones por las que el director general de Nuclenor, Martín Regaño, no ve otra posibilidad que la renovación del permiso de la central burgalesa.

Sin embargo, la decisión final correspondería al Gobierno, que, aunque "no se sabe qué dirá", según Regaño, tiene según él preocupaciones por la situación energética de España y por diseñar un modelo energético que al final llegue a un equilibrio que resuelva la ecuación de garantía de suministro, sostenibilidad ambiental y la competitividad.

Y en esa ecuación, tanto el Foro Nuclear como Nuclenor creen que sería "una grandísima oportunidad", apoyar y renovar las autorizaciones de las centrales nucleares actualmente existentes y que en 2008 produjeron 58.997 millones de kilovatios hora, un 6,6 por ciento más que un año antes y el 18,29 por ciento de la electricidad consumida.