El ICO concedió préstamos por 3.533 millones en el primer trimestre, un 28% más

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Instituto Oficial de Crédito (ICO) concedió préstamos en el primer trimestre a más de 77.600 empresas y ciudadanos para financiar sus inversiones por un importe de 3.533 millones de euros, lo que supone un incremento del 28% respecto a los 2.760 millones concedidos en los tres primeros meses del año anterior, informó hoy el organismo.

Dicha cuantía incluye los créditos de las líneas de mediación por importe de 2.259 millones de euros, de los que 768 millones corresponden a las disposiciones de la línea Pyme, 551 millones a la línea de liquidez y el resto a las diferentes líneas de financiación incluidas en el 'Plan E'.

Además, las disposiciones de créditos directos a la clientela ascendieron a 1.274 millones, cifra similar a la lograda el pasado año. Dichos préstamos están dirigidos a financiar proyectos estratégicos para la economía nacional como infraestructuras, energías renovables y otros, así como para grandes proyectos de inversión de empresas españolas en el exterior.

Para hacer frente a estas operaciones, el ICO acudió al mercado de capitales realizando operaciones de financiación, a corto, medio y largo plazo por valor de 6.379 millones de contravalor en euros en diferentes divisas.

Concretamente, durante los tres primeros meses emitió a medio y largo plazo por importe de 5.187 millones de euros y a corto plazo por volumen de 1.192 millones de euros, con el objetivo atender la demanda de crédito de los ciudadanos y empresas como consecuencia de la ejecución de las medidas encomendadas por el Gobierno para contribuir a paliar la situación de crisis económica y financiera.

Concluido el tercer trimestre, el balance público del ICO se situó en 59.636,7 millones de euros, un 12,6% más respecto a los 52.969,5 millones de euros en diciembre de 2008.

Desde 1 de enero el balance creció en 6.667,2 millones de euros, principalmente por la mayor actividad, aumentando las inversiones crediticias, tanto en el crédito a la clientela como en los préstamos Pyme y de mediación. En el pasivo el incremento por nueva actividad se produjo en el saldo de las obligaciones y bonos y en las imposiciones a plazo.

CAE EL BENEFICIO.

El ICO registró un beneficio acumulado después de impuestos de 32,04 millones de euros en los tres primeros meses de 2009, lo que representa un descenso del 31,29% respecto al mismo periodo del año anterior, debido a un incremento en la dotación de provisiones.

Este beneficio acumulado se obtuvo a partir de un margen financiero de 45,49 millones de euros, un margen ordinario bruto de 62,87 millones de euros y un margen de explotación de 45,77 millones de euros.

A lo largo del del primer trimestre, el coeficiente de morosidad se situó en el 1,56 %, según el criterio del Banco de España y exceptuando las operaciones de política económica.

Asimismo, el coeficiente de solvencia del ICO mantuvo un nivel superior al requerido por el Banco de España. De esta forma, el dato que arroja a 31 de marzo fue el 10,10%, frente al 11,19% de finales del ejercicio anterior, como consecuencia de las disposiciones de préstamos del trimestre.

Por último, el indicador de eficiencia en términos de gastos de transformación sobre margen ordinario alcanzó el 13,18%.