El nuevo sistema operativo BlackBerry para empresas reduce fallos de servicio

  • Madrid, 28 may (EFE).- La nueva versión del sistema operativo de BlackBerry para empresas reduce los problemas de disponibilidad de servicios, fundamentalmente el correo electrónico, lo que ayudará mejorar la productividad, dijo hoy el vicepresidente de gestión de productos de plataforma de RIM, Alan T. Panezic.

El nuevo sistema operativo BlackBerry para empresas reduce fallos de servicio

El nuevo sistema operativo BlackBerry para empresas reduce fallos de servicio

Madrid, 28 may (EFE).- La nueva versión del sistema operativo de BlackBerry para empresas reduce los problemas de disponibilidad de servicios, fundamentalmente el correo electrónico, lo que ayudará mejorar la productividad, dijo hoy el vicepresidente de gestión de productos de plataforma de RIM, Alan T. Panezic.

En rueda de prensa para presentar en España la nueva versión 5.0 de BlackBerry Enterprise Server, Panezic explicó que a la hora de actualizarla se han tenido en cuenta las demandas y necesidades de las empresas, que buscan mejorar su productividad y reducir costes en un entorno económico complicado pero donde las necesidades de movilidad no dejan de crecer.

Actualmente, hay más de 25 millones de usuarios de BlackBerry en todo el mundo, con un aumento de 3,9 millones en el último trimestre.

El uso de BlackBerry, subrayó Panezic, ha pasado a ser algo "estratégico" para las empresas y elevar la disponibilidad del servicio es algo clave.

Así, una de las principales novedades del sistema es una nueva forma de conmutación entre servidores, que evita caídas en el servicio.

Panezic destacó además que la plataforma cuenta con un nuevo interfaz de acceso web, incluye más aplicaciones y permite descargar archivos directamente de los servidores de la empresa, entre otras novedades.

Asimismo, se han mejorado las tareas de sincronización de correo y calendario.

En cuanto a las perspectivas de adopción del nuevo sistema en las empresas españolas, los directivos de RIM se mostraron confiados en que la mayoría de las grandes compañías actualizarán sus versiones y explicaron que la política de precios depende más de las operadoras.