El presidente de General Motors presenta mañana detalles de su reestructuración

  • Washington, 16 abr (EFE).- El máximo ejecutivo de General Motors (GM), Fritz Henderson, ha convocado mañana a la prensa para dar nuevos detalles sobre el proceso de reestructuración que debe poner en marcha antes del 1 de junio para evitar la suspensión de pagos.

El presidente de General Motors presenta mañana detalles de su reestructuración

El presidente de General Motors presenta mañana detalles de su reestructuración

Washington, 16 abr (EFE).- El máximo ejecutivo de General Motors (GM), Fritz Henderson, ha convocado mañana a la prensa para dar nuevos detalles sobre el proceso de reestructuración que debe poner en marcha antes del 1 de junio para evitar la suspensión de pagos.

General Motors dijo hoy a través de un comunicado que prevé que "esta será la primera de una serie de comparecencias diseñadas para dar una perspectiva de la situación, decisiones y acciones de GM".

El Gobierno estadounidense ha dado a General Motors hasta el 1 de junio para desarrollar un nuevo plan de reestructuración que reduzca significativamente su nivel de endeudamiento, sus obligaciones financieras y sus costes laborales para poder recibir miles de millones de dólares en ayudas públicas.

Sin ese dinero, que podría ascender hasta 16.600 millones de dólares (que se sumarían a los 13.400 millones que GM ha recibido desde diciembre), el mayor fabricante estadounidense se verá forzado a declararse en suspensión de pagos.

En los últimos días ha trascendido que el Grupo Presidencial del Automóvil (GPA, creado por la Casa Blanca para supervisar la reestructuración del sector) favorece declarar la bancarrota y dividir la actual GM en dos empresas.

Una se quedaría con los activos rentables (básicamente las marcas Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC) para crear una nueva empresa.

Por otro lado, la "mala GM" acumularía los activos deficitarios que serían liquidados para generar dinero con los que pagar a los acreedores de General Motors.

Henderson, que se hizo con la dirección de GM el pasado de 30 de marzo después de que el GPA forzase la dimisión de Rick Wagoner, ha declarado que optará por la suspensión de pagos si cree que la empresa no puede alcanzar los objetivos de la reestructuración antes del 1 de junio.

Integrantes del GPA se encuentran desde principios de semana en Detroit para mantener negociaciones con GM sobre la reestructuración.

Es la segunda semana consecutiva que el GPA se ha desplazado a la capital del automóvil estadounidense para reunirse con los directivos de General Motors.