El presidente de General Motors ve "más probable" la suspensión de pagos de la compañía

DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 11 (EUROPA PRESS)

El presidente del consorcio automovilístico estadounidense General Motors, Fritz Henderson, indicó hoy que ve "más probable" que la compañía tenga que acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos para llevar a cabo la reestructuración de su negocio.

Así lo indicó hoy Henderson en una conferencia telefónica con periodistas, al tiempo que resaltó que el principal objetivo de las acciones que están llevando a cabo en la actualidad es lograr que la compañía sea más competitiva, para asegurar su viabilidad en el futuro.

No obstante, el máximo responsable de la multinacional con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, explicó que, a pesar de que "es más probable" que General Motors se declare en suspensión de pagos para reestructurar su actividad, todavía existe "una posibilidad" de que la compañía evite acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, apuntó que la situación de la compañía automovilística habría que estudiarla "país por país", por lo que resaltó que no se puede hacer un resumen global del estado de General Motors en todo el mundo. No obstante, consideró "probable" que varias filiales de fuera de Estados Unidos se tengan que declarar en suspensión de pagos si la matriz entra en concurso de acreedores.

Por otro lado, el presidente de la corporación comunicó que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha fijado un máximo de un 10% del capital para los tenedores de bonos en la compañía una vez que haya llevado a cabo la reestructuración.

Además, Henderson aseguró que su compañía se encuentra en negociaciones con el sindicato United Auto Workers (UAW) y subrayó que "a finales de semana" empezará a notificar a los concesionarios de la compañía en Estados Unidos sobre los cierres de estos centros que están previstos. El máximo responsable de la empresa apuntó que General Motors espera presentar un plan de recorte de empleos a finales de mes.

OPERACIONES EN EUROPA.

Por otra parte, Henderson señaló su intención de que el Gobierno de Alemania apruebe la llegada del nuevo inversor en Opel y puso de manifiesto que General Motors "tiene necesidades urgentes" de financiación para sus operaciones en Europa.

De esta forma, resaltó la necesidad de que el Gobierno teutón financie las operaciones de su filial alemana. En este sentido, Henderson mostró "buena disposición" ante la posibilidad de que General Motors mantenga una participación minoritaria en sus operaciones europeas, tras la llegada de un inversor.

El máximo responsable de la empresa afirmó que su empresa prevé lograr un principio de acuerdo sobre sus operaciones europeas antes de finales del presente mes de mayo. Además, apuntó que existen varias empresas interesadas en adquirir Saab.

Por otro lado, señaló que ha recibido varias ofertas para hacerse con su filial Saturn, al tiempo que recordó que mantiene sus planes de que Pontiac desaparezca. Igualmente, afirmó que está negociando con dos partes para alcanzar un acuerdo sobre Hummer.

Para finalizar, Henderson señaló que General Motors está "examinando la posibilidad" de fabricar el 7,5% de los vehículos que vende en Estados Unidos fuera de Norteamérica, lo que representaría alrededor de 235.000 vehículos al año.