El presidente del Sabadell no ve riesgo de pérdidas en los bancos españoles

  • Madrid, 11 feb (EFE).- El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, aseguró hoy que "no hay riesgo" de que los bancos españoles que cotizan en bolsa tengan pérdidas en los próximos ejercicios, aunque considera que habrá que esperar hasta el próximo año para conocer su capacidad de generar beneficios constantes.

El presidente del Sabadell no ve riesgo de pérdidas en los bancos españoles

El presidente del Sabadell no ve riesgo de pérdidas en los bancos españoles

Madrid, 11 feb (EFE).- El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, aseguró hoy que "no hay riesgo" de que los bancos españoles que cotizan en bolsa tengan pérdidas en los próximos ejercicios, aunque considera que habrá que esperar hasta el próximo año para conocer su capacidad de generar beneficios constantes.

Durante la jornada sobre "Perspectivas de los principales sectores cotizados en bolsa en 2009 en la Zona Euro", organizada por KPMG y Expansión, Oliu también defendió que la cotización de los bancos en bolsa depende ahora del valor de sus activos y que esa cotización variará en función de los beneficios recurrentes (que no tienen en cuenta los resultados extraordinarios) que sean capaces de generar.

"En 2010 se despejará el horizonte de los beneficios recurrentes que podemos defender con seguridad", opinó Oliu, que añadió que "en los bancos españoles cotizados no hay peligro de que el valor en libros baje en los dos próximos años porque no hay riesgo de pérdidas, sino de que los beneficios sean más moderados por el flujo de provisiones".

Durante su ponencia, el presidente del Sabadell defendió que el sistema financiero español goza de buena salud, lo que le está permitiendo cotizar con precios muy ligados al valor de sus activos, frente a la banca europea, que cotiza por debajo por la contaminación de activos tóxicos.

"Esa cotización es sostenible siempre que el valor en libros esté lejos de cualquier duda, lo que se logrará siempre y cuando seamos capaces de ver con una visibilidad mínima que los beneficios recurrentes van a continuar", opinó.

Josep Oliu insistió en que su entidad se está comportando muy bien en estas circunstancias y que prevé ganar cuota de mercado sin incrementar la concesión de créditos, como ya adelantó en su presentación de resultados.

También se mostró orgulloso de ser un banco con operaciones fundamentalmente nacionales al señalar que "pensaba que la diversificación era buena pero como la crisis es global, que me dejen como estoy".