El primer ministro de "Land" donde Opel tiene su sede dice que Magna es favorita

  • Berlín, 22 may (EFE).- El primer ministro de Hesse -el "Land" en el que se encuentra la sede de Opel-, Roland Koch, asegura que el fabricante de componente austríaco-canadiense Magna es el favorito en ganar la puja por la adquisición de Opel.

Berlín, 22 may (EFE).- El primer ministro de Hesse -el "Land" en el que se encuentra la sede de Opel-, Roland Koch, asegura que el fabricante de componente austríaco-canadiense Magna es el favorito en ganar la puja por la adquisición de Opel.

La oferta de Magna es la que "más se acerca a los deseos" de los alemanes, mientras que la del fabricante italiano de automóviles Fiat está muy lejos de lo que se había esperado, dijo hoy Koch en declaraciones a la emisora de radio "Deutschlandfunk".

El político cristianodemócrata hizo estas declaraciones antes de la reunión que se celebrará hoy en la cancillería entre los ministros encargados de analizar este asunto y los jefes de gobierno de los cuatro Länder con plantas de Opel.

En contra de lo que había informado ayer el ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, quien señaló que hasta el lunes no hará una evaluación de las ofertas, se espera que ya hoy el Gobierno haga un primer análisis.

Según informaciones de la prensa alemana, las tres ofertas presentadas, es decir, las de Magna, Fiat y el inversor financiero estadounidense Ripplewood, contemplan un desmantelamiento sustancial de plantilla.

El plan de Fiat prevé, según informaciones del diario "Bild", la eliminación de 18.000 puestos de trabajo de los 50.000 que hay en toda Europa; la de Magna y al de Riplewood, unos 10.000.

Además, los tres potenciales inversores exigen del Estado alemán avales de hasta 7.000 millones de euros por adquirir la filial europea de General Motors.

De acuerdo a estas informaciones, Magna reclama garantías por un total de 5.000 millones de euros, y se ha manifestado dispuesto a invertir 700 millones de euros en nuevos modelos y plantas.

Mientras que Ripplewood pide menos de 5.000 millones, el grupo automovilístico Fiat pide garantías por un total de 7.000 millones de euros.

Los planes que se conocen hasta ahora son parciales y únicamente de Fiat y de Magna.

El primero, que acaba de hacerse con Chrysler, quiere crear con la adquisición de General Motors Europa, el mayor grupo automovilístico de Europa y el segundo del mundo.

Para ello, contempla mantener las marcas Opel, Vauxhall y Saab, así como por parte del grupo matriz, Fiat y Alfa Romeo.

Magna quiere adquirir con ayuda del fabricante ruso GAZ y el mayor banco ruso Sberbank la mayoría de Opel.

El fabricante de componentes se haría con el 19,9 por ciento, GAZ y Srebank con el 30,1 por ciento y General Motors mantendría el 40 por ciento.

Los planes apuntan en primera línea a hacerse con el mercado ruso y de la Comunidad de Estados Independientes, con una producción anual de hasta cinco millones de vehículos.

En caso de que fracase esta operación, los sindicatos que representan los intereses de los trabajadores de Opel en toda Europa y los 4.000 concesionarios de la marca han manifestado su disposición a comprar un 25 por ciento del capital de la empresa automovilística para garantizar su supervivencia.