El "Sabor de España" vuelve a degustarse en el centro de Londres

  • Londres, 31 may (EFE).- El Festival "A taste of Spain" (Sabor de España) volvió a tomar hoy, por cuarto año consecutivo, las calles del centro de Londres con actuaciones de música y danza, espectáculos ecuestres y degustaciones gastronómicas.

El "Sabor de España" vuelve a degustarse en el centro de Londres

El "Sabor de España" vuelve a degustarse en el centro de Londres

El "Sabor de España" vuelve a degustarse en el centro de Londres

El "Sabor de España" vuelve a degustarse en el centro de Londres

Londres, 31 may (EFE).- El Festival "A taste of Spain" (Sabor de España) volvió a tomar hoy, por cuarto año consecutivo, las calles del centro de Londres con actuaciones de música y danza, espectáculos ecuestres y degustaciones gastronómicas.

El Festival, cuyo objetivo es mantener la fidelidad del turismo británico, fue inaugurado por el director general de Turespaña, Antonio Bernabé, que recordó que el Reino Unido es el principal mercado para España, con 16 millones de turistas en 2008 (el 25 por ciento del total) y muy por delante del resto de mercados.

En declaraciones a Efe, Bernabé explicó que "queremos estar permanentemente en la mente de los británicos" y afirmó que este Festival, en tiempo de crisis, "es una magnífica demostración de lo que pueden encontrar si vuelven a visitar España".

"Intentamos que cada año descubran nuevas oportunidades, iniciativas y productos", manifestó Bernabé, quien insistió en la oportunidad del evento, teniendo en cuenta que "hay retrasos importantes en la decisión de compra de los turistas".

El director general de Turespaña indicó que la crisis tendrá su impacto, pero que finalmente puede ser menor del esperado.

"En mayo se ha reactivado el nivel de reservas. Se está moviendo más el mercado británico y esperamos que el verano de 2009 sea una buena temporada, mejor de lo que podíamos prever", dijo Bernabé.

Asimismo recorrió Regent Street, una de las calles comerciales más populares de Londres, que se cerró al tráfico entre Oxford Circus y Picadilly Circus para que los visitantes pudieran pasear con comodidad entre los distintos puestos de las comunidades autónomas.

Doce comunidades (salvo Cataluña, las dos Castillas, La Rioja, Murcia, Ceuta y Melilla) estuvieron presentes con todo tipo de actuaciones, desde danza hasta música tradicional, pasando por un espectáculo ecuestre y las populares paellas gigantes.

Canarias se presentó como un destino ideal para familias, Aragón trajo las jotas del Ballet Aragonés Baluarte y la música de la Orquestina del Fabirol, así como jamón de Teruel, y Valencia dos paellas gigantes, que dieron de comer a 2.000 personas.

Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco se agruparon bajo la marca "España Verde", y ofrecieron, entre otras cosas, una degustación de anchoas cántabras, artesanía musical asturiana, música de la Real Banda de Gaitas de Galicia y una actuación del grupo de danza vasca contemporánea Kukai.

La gastronomía tuvo un papel importante: Navarra instaló un mercado medieval, con un puesto de venta y degustación de espárragos, pimientos y alcachofas, mientras que Extremadura se integró en un mercado español ofreciendo productos de calidad.

Las islas Baleares repitieron la exitosa fórmula de 2006 con la danza ecuestre de Menorca y presentaron como novedad las bicicletas eléctricas que se cargan con energía solar en Formentera.

Madrid preparó una versión del Paseo del Arte madrileño, con réplicas de obras del Prado, Reina Sofía o Thyssen, y ofreció sendas actuaciones de los grupos Marlango y The Cabriolets, mientras Andalucía brindó su valor más seguro: el flamenco.

Además, hubo música chill-out y rap, así como el espectáculo callejero de Foc i Fum (Fuego y humo), para poner el broche final a seis horas de presencia española en el corazón de Londres.