El Santander concentra el 20% de los créditos para comprar coches en España

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El grupo Santander, a través de Santander Consumer Finance, concentró el pasado año casi el 20% de los créditos concedidos para adquirir automóviles, y se situó como líder del sector seguido de Finanzia (BBVA), que registró una cuota cercana al 15%, y de Volkswagen Finance, que encabeza el ranking de financieras de marca por delante de Banque PSA (8,8%).

En concreto, la inversión crediticia de Santander Consumer Finance se situó en 2008 en 1.973,6 millones de euros, lo que representa un descenso del 36,41% en comparación con el ejercicio anterior y le confirió un nivel de penetración, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef).

La segunda posición correspondió a BBVA Finanzia con 1.470,3 millones de euros, un 30,12% menos que en 2007, seguida de Volkswagen Finance con 1.066,9 millones de euros (-16,67%) y de PSA Banque Sucursal en España con 887,3 millones de euros y una disminución del 8,11%.

El grupo Caja Madrid, a través de Finanmadrid, subió hasta la quinta plaza del ranking con un volumen de inversión nueva de 702,4 millones de euros , un 25,19% más, por delante de RCI Banque (Renault) con 685,5 millones (-44,23%) y de BMW Financial Services con 576,8 millones, única empresa del 'top ten' que logró crecer en 2008 (+16,09%).

Completan la lista de las diez primeras entidades FCE Bank (Ford), el octava posición con una inversión crediticia de 550,48 millones de euros (-32,87%), grupo Cetelem con 430,13 millones (-22,65%) y de GE Capital Bank con 389,2 millones (-38,95%).

La inversión crediticia en préstamos para financiar la compra de automóviles se situó en 10.045,2 millones de euros el pasado año, lo que representa una reducción del 29,37% en comparación con el ejercicio precedente.

Con ello, el saldo vivo bajó un 4,56%, hasta 24.529 millones de euros, mientras que la contratación se redujo un 39,25%, con 705.951 contratos nuevos, por un importe medio de 14.200 euros. La morosidad se disparó y alcanzó el 8,7% al cierre de 2008.