Empleados y concesionarios dispuestos a comprar el 25 por ciento de Opel

  • Berlín, 22 may (EFE).- Los trabajadores de Opel en toda Europa y los 4.000 concesionarios de la marca están dispuestos a comprar un 25 por ciento del capital de la empresa automovilística para garantizar su supervivencia.

Empleados y concesionarios dispuestos a comprar el 25 por ciento de Opel

Empleados y concesionarios dispuestos a comprar el 25 por ciento de Opel

Berlín, 22 may (EFE).- Los trabajadores de Opel en toda Europa y los 4.000 concesionarios de la marca están dispuestos a comprar un 25 por ciento del capital de la empresa automovilística para garantizar su supervivencia.

Así lo asegura en unas declaraciones que publica hoy el diario Berliner Zeitung el jefe del comité de empresa de la planta de Opel en Bochum, Reiner Einenkel, quien afirma que "estudiamos un modelo para todos los empleados europeos en cooperación con los concesionarios" de la marca.

La iniciativa contempla que, mediante recortes salariales, los 50.000 trabajadores europeos de Opel ofrezcan 1.000 millones de euros, mientras los 4.000 concesionarios aporten otros 500 millones de euros a un fondo de rescate.

Este último fondo se alimentaría durante un periodo de tres años con la aportación de 150 euros por cada automóvil vendido, según Einenkel, quien indica que la iniciativa esta directamente relacionada con la exigencia de la dirección de que los trabajadores hagan una aportación al saneamiento de Opel.

"¿Por qué no vamos a participar también llegado el caso en la empresa?", se pregunta el representante del comité de empresa, quien subraya que si los trabajadores y los concesionarios consiguen hacerse con un 25 por ciento del capital tendrán voz y voto decisivos en las medidas que se tomen sobre el futuro de la marca.

La presentación de esta propuesta coincide con la reunión hoy en Berlín de los ministros alemanes de Finanzas, Economía y Trabajo, así como el vicecanciller alemán y los jefes de los gobiernos de los cuatros estados federados en los que hay plantas de Opel para estudiar las ofertas presentadas para la compra de la marca.

Pese a todo, el ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, anunció ayer que hasta el próximo lunes no se hará en la Cancillería una primera evaluación de las ofertas presentadas por los tres inversores interesados en Opel.

Guttenberg explicó que en esa reunión se abordarán las ofertas "a la luz de diversos criterios".

El ministro no quiso dar más detalles sobre los tres planes presentados pero se mostró confiado en que el análisis saldrá adelante con rapidez, mientras que en paralelo "negociamos con General Motors y los norteamericanos".

A juicio de Guttenberg, el próximo día 28 es la fecha límite para llegar a una solución, pues "para entonces habrá que contar con toda probabilidad con una insolvencia" de la central General Motors.

Según informaciones del diario Bild de hoy, los tres potenciales inversores exigen del Estado alemán avales de hasta 7.000 millones de euros por adquirir la filial europea de General Motors.

El fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna reclama garantías por un total de 5.000 millones de euros, y se ha manifestado dispuesto a invertir 700 millones de euros en nuevos modelos y plantas.

Mientras que el inversor financiero estadounidense Ripplewood pide menos de 5.000 millones, el grupo automovilístico Fiat pide garantías por un total de 7.000 millones de euros.

Según las informaciones de Bild, que cita como fuente círculos gubernamentales alemanes, los tres conceptos presentados hasta ayer contemplan una considerable reducción de plantilla.