Fabricantes europeos de coches piden a la UE más políticas de apoyo al sector

  • Bruselas, 19 may (EFE).- La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) reiteró hoy la necesidad de que la UE ponga en marcha políticas de apoyo a la industria para hacer frente a la crisis.

Fabricantes europeos de coches piden a la UE más políticas de apoyo al sector

Fabricantes europeos de coches piden a la UE más políticas de apoyo al sector

Bruselas, 19 may (EFE).- La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) reiteró hoy la necesidad de que la UE ponga en marcha políticas de apoyo a la industria para hacer frente a la crisis.

La ACEA recuerda en su informe anual 2009-2010 que el sector del automóvil ha sido uno de los más afectados por la crisis y subraya su compromiso de seguir luchando contra el cambio climático y reforzar la seguridad vial.

"Los políticos tienen la responsabilidad de proteger los intereses de los ciudadanos y el medio ambiente, pero también de crear un entorno en el que los negocios prosperen", indica el informe, en el que la ACEA reclama un acceso más amplio y rápido a las ayudas financieras a corto plazo.

"Un marco político de apoyo de la UE, en tiempo de crisis y en circunstancias más normales, estimula una industria que es vital para el bienestar económico de Europa", comenta en el comunicado el secretario general de ACEA, Ivan Hodac.

Las malas perspectivas económicas preocupan a los fabricantes, que recuerdan que doce millones de europeos viven y dependen de este sector y señalan que en 2009 y 2010 habrá que tomar decisiones clave de las que dependerá el futuro de esta industria.

"La legislación ayuda a establecer normas y estándares comunes, que garantizan condiciones comerciales justas", pero además es necesario evitar "complejidades y costes innecesarios", destacan.

La ACEA insiste en que la legislación debe servir para reforzar la competitividad del sector, pero también para permitir que la industria continúe contribuyendo al crecimiento económico, la movilidad y al futuro sostenible del transporte por carretera.

Los fabricantes recuerdan que en la última década han incorporado hasta cincuenta novedades tecnológicas dirigidas a reducir las emisiones de dióxido de carbono, lo que ha permitido rebajar la media (en vehículos nuevos) en un en un veinte por ciento en trece años.

En cuanto a la seguridad, las mejoras tecnológicas se han traducido en el recorte a la mitad de las muertes en carretera en el mismo periodo, a pesar de que el volumen del tráfico se ha triplicado.

Desde que los primeros efectos de la crisis económica se dejaron sentir en la primera mitad de 2008, la demanda de todo tipo de vehículos ha caído en picado.

De octubre a diciembre del año pasado, las ventas de coches se redujeron en un 19,3 por ciento (algunos estados miembros registraron descensos de más del 50 por ciento), mientras que la demanda de vehículos comerciales nuevos en Europa cayó un 24 por ciento.

El desplome se agravó en 2009, aunque la caída en el mercado de coches de pasajeros se ha moderado, gracias a la aplicación de incentivos en algunos países de la UE, aunque el balance sigue siendo negativo (-15%).

La producción de vehículos se redujo un 20 por ciento en el último trimestre de 2008 y se espera que continúe haciéndolo este año hasta un 25 por ciento (en comparación a 2007).