Iglesias dice que tomar decisiones en contra del mercado sería un gravísimo error

  • Zaragoza, 29 may (EFE).- El presidente del Gobierno aragonés, Marcelino Iglesias, ha afirmado hoy que en ningún caso serían aceptables decisiones sobre el futuro de Opel que no tengan en cuenta la productividad y el mercado de cada una de las plantas, porque sería "un gravísimo error".

Iglesias dice que tomar decisiones en contra del mercado sería un gravísimo error

Iglesias dice que tomar decisiones en contra del mercado sería un gravísimo error

Zaragoza, 29 may (EFE).- El presidente del Gobierno aragonés, Marcelino Iglesias, ha afirmado hoy que en ningún caso serían aceptables decisiones sobre el futuro de Opel que no tengan en cuenta la productividad y el mercado de cada una de las plantas, porque sería "un gravísimo error".

"Tomar decisiones en contra del mercado y de la productividad de las factorías sería un gravísimo error que no debemos cometer", ha señalado Iglesias, quien ha insistido en que el Gobierno de Aragón va a seguir defendiendo la factoría de General Motors en Figueruelas (Zaragoza), que "es muy productiva, funciona bien y tiene mercado".

En declaraciones a los medios antes de inaugurar un congreso de medicina deportiva, ha recordado que el consejero de Economía del Ejecutivo aragonés, Alberto Larraz, acompañará hoy al ministro de Industria, Miguel Sebastián, en la reunión que en Bruselas celebrarán los titulares de Economía o Industria de la UE para analizar la crisis de Opel y sus posibles soluciones.

"Lo que tenemos que hacer es defender nuestra factoría", ha insistido el presidente, quien ha indicado que el "parámetro" para las ayudas que se puedan conceder a Opel -cuya cuantía no ha precisado porque en unas negociaciones "nadie descubre sus cartas"- será el mantenimiento del empleo en Figueruelas, que emplea a unas 7.500 personas.

Eso, ha dicho, es "fundamental" y lo comparten el Ejecutivo de Aragón, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Industria.

Además, ha comentado que el Gobierno de Aragón está pendiente de que haya garantías para la planta zaragozana para firmar el aval ya aprobado de 200 millones de euros.

En cuanto a la reunión convocada hoy en la Cancillería alemana para analizar las ofertas de los posibles inversores -a la que la italiana Fiat ha anunciado que no asistirá y el grupo austríaco-canadiense Magna amenaza con seguir el mismo camino- Iglesias ha señalado que se han considerado insuficientes y no hay ninguna decisión tomada.

"Estamos en medio de la negociación" con los posibles inversores y ahora "nadie va a descubrir sus cartas", ha insistido Iglesias, quien no obstante ha apuntado que la oferta planteada por el grupo austríaco-canadiense Magna "era interesante, no era despreciable".

No obstante, ha reconocido que aún queda por pasar "unas semanas de dificultad", porque estos asuntos "no se resuelven en un día", sobre todo cuando hay a la vista elecciones en Alemania.