Imponen en los aeropuertos rusos un control sanitario para los pasajeros de España

  • Moscú, 21 may (EFE).- Las autoridades rusas impusieron en los aeropuertos un régimen de control sanitario de los pasajeros procedentes de España para detectar posibles casos de la gripe AH1N1, informó hoy el canal de televisión "Vesti".

Moscú, 21 may (EFE).- Las autoridades rusas impusieron en los aeropuertos un régimen de control sanitario de los pasajeros procedentes de España para detectar posibles casos de la gripe AH1N1, informó hoy el canal de televisión "Vesti".

Todos los pasajeros deben pasar por un arco, que determinará sin contacto su temperatura corpórea.

La medida, que ya regía para los vuelos procedentes de América del Sur y del Norte, fue impuesta después de que la víspera fuera ingresado preventivamente un pasajero llegado de España, que tenía fiebre.

"Ha sido hospitalizado para descartar la gripe A", señaló anoche Guennadi Oníschenko, el jefe sanitario de Rusia.

Hoy mismo, en una conferencia en la ciudad de Nizhni Nóvgorod, el funcionario insistió en su recomendación a los ciudadanos rusos de no viajar a España, al subrayar que allí ya se han detectado más de un centenar de casos de la gripe A.

"España es muy visitada por nuestros turistas y nosotros no les recomendamos a los rusos viajar a ese país hasta que nos convenzamos de que la enfermedad (la gripe A) no se sigue propagando", dijo Oníschenko, según la agencia Interfax.

Mientras, la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia (ATOR) señaló hoy que las declaraciones del jefe sanitario del país no son una causa justificada para la devolución de pasajes comprados sin penalización.

Para que las recomendaciones de Oníschenko tengan fuerza legal "deben ser acompañadas de declaraciones oficiales del ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, así como del Servicio Federal de Turismo", dijo Maya Lomidze, directora ejecutiva de la ATOR.

Por primera vez, Oníschenko recomendó a los rusos que se abstuvieron de viajar a España debido a la gripe AH1N1 el pasado 16 de mayo.

Dos días después la viceministra rusa de Salud, Veronika Skvortsova, adelantó que su país no recomendaría a sus ciudadanos que dejaran de viajar a España, tras reunirse con la ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez.

Rusia también impuso el 2 de mayo un veto a la carne de cerdo y sus derivados procedentes de España, aunque pocos días después anunció su levantamiento gradual.

Por otra parte, Oníschenko cifró hoy en más de una decena las personas que han sido ingresadas en Rusia por precaución desde el estallido en México del primer brote de la gripe A.

Ahora, agregó, "nos preocupa el aumento de casos de infección de gripe A en Japón. Estamos estudiando si recomendar a los ciudadanos rusos que no viajen a Japón", indicó.

Rusia, que ha tomado toda clase de medidas para evitar la propagación de la enfermedad en el territorio nacional, aún no ha registrado ningún caso.