Isla Mágica experimenta en 2008 una "mejoría clara" respecto a 2007 con beneficios "brutos" y menos pérdidas

El consejo de administración formula las cuentas del último ejercicio para elevarlas a la junta de accionistas SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS) El consejo de administración de la sociedad Parque Isla Mágica SA (Pimsa) ha formulado hoy el balance económico del ejercicio 2008 al objeto de rendir cuentas ante la junta general de accionistas y exponer así unos resultados que constituyen una "mejoría clara" respecto a los obtenidos en 2007 con "beneficios brutos" que, no obstante, no se traducen en beneficios netos, como consecuencia del canon correspondiente al antiguo contrato de explotación y la deuda de 6,2 millones de euros que en tal año aún pesaba sobre la empresa. El director general de Isla Mágica, Antonio Peláez, informó a Europa Press de que, efectivamente, el consejo de administración de la empresa formuló hoy las cuentas de 2008 para elevarlas a la junta general de accionistas, convocada a tal efecto para el 7 de mayo. Del contenido de las cuentas de 2008, explicó que supone "una clara mejoría" respecto a los resultados de 2007, con "beneficios brutos" gracias a una "reducción progresiva" de las pérdidas. No obstante, reconoció que las cuentas de 2008 no registran beneficios netos, dado que en tal ejercicio la empresa aún arrastraba una deuda de 6,2 millones de euros con la Consejería de Economía y Hacienda, la Sociedad Estatal de Gestión de Activos S.A. (Agesa) y el parque científico y tecnológico Cartuja 93, --deuda ya resuelta por Cajasol a través de una dación en pago--, y el canon del contrato de explotación de la parcela, ya sustituido por una nueva concesión, superaba los 800.000 euros anuales. Precisamente hoy, la Consejería de Economía y Hacienda y Pimsa han firmado la nueva concesión administrativa, que contempla una concesión por un periodo máximo de 50 años con un aprovechamiento urbanístico de 45.407 metros cuadrados para uso terciario, esto es, hoteles o establecimientos comerciales en función de los designios del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2006, que agrega estos suelos a los 64.000 metros cuadrados con los que cuenta actualmente el parque temático de Sevilla. El canon, en términos exactos, se fija en 226.973 euros entre el primer y el séptimo año, pero se eleva a 983.061 a partir del octavo año, cuantías a las que se debe sumar 100.000 euros por el arrendamiento del pabellón de España a Agesa y un tercer canon por la explotación de una parcela actualmente destinada a aparcamientos. Esta última cuantía se reduce a 3.966 euros entre los años primero y quinto, pero asciende a 257.612 euros a partir del sexto año. Pimsa ya valoró en 100 millones de euros la futura inversión prevista que realizará en su momento la entidad financiera "o bien cualquier otra compañía interesada" en el desarrollo de la nueva zona de ampliación de Isla Mágica de uso terciario, como hoteles, centros comerciales o restaurantes, según figura en el proyecto de explotación desarrollado por Pimsa. Actualmente en Pimsa participan Cajasol (70,06 por ciento), Unicaja, con un 12,27 por ciento de acciones, Ogden International Europe (4,9 por ciento), Aldeasa (3,12 por ciento), Ayuntamiento de Sevilla (3,05 por ciento), Acciona (2,37 por ciento), Prodetur (2,10 por ciento), Caja España (1,32 por ciento), la Gerencia Municipal de Urbanismo (0,44 por ciento), y la Corporación Industrial Financiera Banesto (0,33 por ciento).