La facturación y los pedidos en la industria moderan su caída en marzo

  • Madrid, 19 may (EFE).- La facturación y los pedidos en la industria moderaron su caída en marzo, aunque el descenso de la facturación fue del 20,6 por ciento con respecto al mismo mes de 2008, mientras que los pedidos disminuyeron el 28 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Madrid, 19 may (EFE).- La facturación y los pedidos en la industria moderaron su caída en marzo, aunque el descenso de la facturación fue del 20,6 por ciento con respecto al mismo mes de 2008, mientras que los pedidos disminuyeron el 28 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El índice de la entrada de pedidos acumula ocho retrocesos consecutivos desde agosto y el de facturación industrial seis desde octubre, aunque las tasas son menores que las registradas el mes anterior (30,8% menos en la facturación y 31,9% en los pedidos en febrero), por lo que se observa una desaceleración de la caída.

Según el destino económico de los bienes, la cifra de negocios se redujo el 48% en marzo respecto al mismo mes del año anterior, seguido de los recortes de la facturación de los bienes intermedios (26,5%), los de equipo (19,3%) y los de consumo (4,3%).

Dentro de los bienes de consumo, los duraderos cayeron el 29,4 por ciento en marzo y los no duraderos, el 0,7 por ciento.

En cuanto a los pedidos en la industria, los de la energía registraron el mayor descenso interanual, el 48,2%, mientras que los del resto de bienes también disminuyeron en el mismo periodo: el 42,1% en los de equipo, el 29,4% en los intermedios y el 4,3% en los de consumo.

Los pedidos de bienes de consumo duradero cayeron en marzo el 36,1 por ciento, mientras que los no duraderos aumentaron el 0,7 por ciento.

En el acumulado entre enero y marzo, la facturación industrial se redujo el 27,7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2008, debido especialmente a la caída en los bienes energéticos, que fue de 45,3 por ciento.

Además, en los bienes intermedios bajó el 33,9 por ciento; en los bienes de equipo, el 30,7 por ciento, y en los de consumo, el 10,7 por ciento (el 35,8 por ciento en los duraderos y el 6,9 por ciento en los no duraderos).

Durante los tres primeros meses del año, las entradas de pedidos bajaron el 30,5 por ciento, debido a los retrocesos en los bienes energéticos (45,5%), los de equipo (37,5%) y los de consumo (10,1%).