La industria española de componentes perdió casi 37.000 empleos en 2008, el 15% de su plantilla

Etiquetas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La industria española de componentes para automóviles cerró el pasado año con un volumen de empleo de 208.766 trabajadores, lo que representa un descenso del 15,02% respecto a 2007, equivalente a la pérdida de casi 37.000 puestos de trabajo, según datos difundidos hoy por la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto).

El absentismo laboral en las empresas de componentes de automoción alcanzó el pasado año una tasa del 6,27%, lo que supone un incremento del 1,3 puntos en relación con los registros contabilizados en el ejercicio precedente.

La cifra de negocio de la industria de componentes se situó en 2008 en 29.970,49 millones de euros, importe inferior en un 8,83% al registrado en el año anterior. De esta cifra, 17.318 millones (-3,13%) corresponden a la exportación, 8.423,35 millones (-22,42%) a la industria constructora nacional y los 4.229 millones restantes (+2,20%) al sector del recambio.

CASI MIL MILLONES DE INVERSION.

Los fabricantes de componentes destinaron a inversiones el 3,1% de la facturación, es decir, alrededor de 930 millones de euros. Las inversiones concretas en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) sumaron 840 millones de euros, el 2,8% de los ingresos.

Por su parte, las importaciones del sector bajaron el pasado año un 10,33%, hasta 23.438 millones de euros. De esta cantidad, 13.384,26 millones (-5,23%) tuvieron como destino la industria fabricante de vehículos, 8.452,84 millones la industria de componentes (-18,94%) y 1.600,9 millones el sector de recambios (+0,9).

MERCADO NACIONAL.

De esta forma, el mercado nacional de componentes para la industria constructora movió 21.837,61 millones de euros en 2008, un 12,58% menos, con 8.423,35 millones procedentes del suministro nacional (-22,42%) y los 13.384 millones restantes provenientes de importaciones (-5,23%).

Finalmente, el mercado español de recambios generó un volumen de negocio de 5.830 millones de euros, de los que 4.229,14 millones procedieron del suministro nacional (+2,20%) y los otros 1.600,9 millones de importaciones (+0,9%).