La oposición critica que el Plan de Saneamiento es conservador en las previsiones de gastos pese a incluir más ingresos

IU dice que Gallardón será "omnipresente" hasta 2015 por el estado de las cuentas, y PSOE critica que se reduzcan los gastos sociales

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid (IU y PSOE) criticaron hoy que el Plan de Saneamiento presentado por el delegado de Hacienda, Juan Bravo, para recuperar el equilibrio financiero tras el aumento de la deuda municipal en 1.707,58 millones de euros este año es conservador en las previsiones de gastos pese a incluir más ingresos por trabajar con un escenario de mejora de la coyuntura económica a partir de 2010.

Durante la comisión extraordinaria de Hacienda para explicar este Plan, necesario si el Consistorio quiere acogerse al Real Decreto del Gobierno central que permite a las haciendas locales con Remanente de Tesorería negativo o con facturas pendientes endeudarse para cubrir esas partidas, el edil de IU Daniel Álvarez consideró que estas medidas extraordinarias son necesarias por "la rigidez" de la legislación de financiación local, "consecuencia de las políticas neoliberales".

"Su plan se fundamenta en la crisis económica y en la falta de un modelo de financiación local que permita a los ayuntamientos una suficiencia financiera derivada de su propia actividad. Sin embargo, cae en una contradicción, ya que establece una previsión de alza de los ingresos partiendo de la premisa de que la economía mejorará desde 2010, pero evalúan los gastos a la baja", continuó el edil.

Como ejemplo, citó que en 2009 la partida de ingresos por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) crecerá pero "en 2010 se recogen como gastos bonificaciones para las empresas con pérdidas". Además, Álvarez subrayó que "los ingresos se consideran en función de una revisión catastral" que no sabe si es obligatoria mientras se "mantiene la contención de gasto permanente hasta 2015", con el consecuente perjuicio para "los gastos de personal y para el desarrollo de servicios públicos y sociales".

"Este Plan de Saneamiento es una oportunidad para sentar las bases de un nuevo modelo productivo, de un nuevo modelo de financiación y de un cambio en el sistema de recaudación y en el modelo impositivo. Pero también nos lleva a la omnipresencia del alcalde aun después de no estar en la Alcaldía, si es que decide no presentarse de nuevo, porque estará hasta 2015 pagando la deuda", añadió el concejal de IU.

Por último, preguntó al delegado de Hacienda sobre los 1.200 millones de euros que el Ayuntamiento deberá invertir si Madrid se convierte en sede de los Juegos Olímpicos de 2016 y que "obligará a reajustar el Plan" ya que actualmente no recoge esa condición.

"En ese caso, el Ayuntamiento, la Comunidad y el Estado deberán asumir unos compromisos para la Villa Olímpica y las sedes temporales e incrementar la inversión para sacarlo adelante, pero la Junta de Gobierno ya ha aprobado la creación de un fondo con 140 millones de dólares --100 millones de euros, aproximadamente-- para este año, que se repetirá en 2010. Por mucha confianza que tengamos en la candidatura, sería absurdo contemplar una inversión que hasta el 2 de octubre no sabremos si se realizará", replicó Bravo.

PLANES INCUMPLIDOS

Por su parte, el portavoz del PSOE en la comisión, Pablo García- Rojo, criticó que tanto el Plan Económico y Financiero 2006-2008 como el Plan de Ajuste de 2008 han sido "incumplidos", por lo que previó que también con éste, con marco temporal 2009-2015, ocurrirá "lo mismo".

Además, coincidió con IU en que las previsiones de ingresos se han hecho "sin contar con el contexto de la crisis". "Es usted tan optimista como el presidente (José Luis Rodríguez) Zapatero", añadió, sin quedar claro si como felicitación o como reproche, y matizando a renglón seguido que "su confianza seguro viene por esos estupendos fondos de inversión local" del Gobierno central, que el año que viene se extenderán con otros 5.000 millones de euros para las haciendas municipales.

Así, a su parecer el Plan "arroja más incertidumbres que soluciones, sobre todo en la calidad de vida de los ciudadanos por la dotación presupuestaria para hacer posible el mantenimiento de los servicios públicos y sociales, y también sobre la fiscalidad". "Es un Plan inconcreto en los números y adolece de la trayectoria de reiterados incumplimientos de los planes de ajuste presupuestario", añadió.

SANEAMIENTO EN 7 AÑOS

El Plan de Saneamiento prevé amortizar la deuda de 1.707,58 millones de euros que se adquirirá este año entre 2012 y 2015 con el pago de cuotas constantes entre esos dos ejercicios de 276,89 millones anuales.

Los 1.107,58 millones de euros de endeudamiento extraordinario se adquirirán con la concertación de uno o varios préstamos a tipo de interés variable con vencimiento a seis años y dos de carencia. De hecho, 754,4 millones de euros de esta cantidad ya se obtuvieron en diciembre con operaciones a corto plazo para pagar a proveedores, y ahora se dispondrá de 396 millones más para cubrir el remanente negativo de Tesorería.

Este dinero se destinará a cubrir el remanente de Tesorería negativo de 2008 (981,59 millones de euros) y a pagar obligaciones vencidas y exigibles pendientes de aplicar al presupuesto (125,98 millones de euros). Ha de sumarse además al endeudamiento ordinario de cada año (282,6 millones en 2009) para financiar inversiones, que se concertará con una amortización única a quince años con interés fijo y otra con interés variable en el mismo plazo.

El total de nuevo endeudamiento de 2009 ascenderá por tanto a 1.390,18 millones de euros, y la deuda viva se mantendrá en torno a los 4.729,58 millones entre 2009 y 2011, para comenzar a descender en 2012 al amortizar los préstamos extraordinarios que se adquirirán este año.

El pago será posible gracias a las tasas positivas que el Ahorro Neto presentará durante todo este periodo, pasando de 4 millones de euros en 2010 a 878 millones en 2015, como consecuencia de un incremento "muy moderado" de los gastos corrientes y de un "importante" crecimiento de los ingresos corrientes.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que estas previsiones se han realizado en base a las previsiones de crecimiento del IPC durante estos años, y sin introducir ninguna variable relativa a un posible cambio en el Sistema de Financiación de las Haciendas Locales.

Bravo insistió una vez más en que "el impacto de la crisis es especial en las haciendas locales, ya que agrava la situación de déficit crónico" que padecen. "Los ciudadanos saben diagnosticar e imputar a cada uno su responsabilidad, y me remito tan sólo a los datos de la encuesta publicada el viernes por 'El País', que valora la gestión del Gobierno municipal y también de los grupos", replicó en respuesta a las críticas de la oposición sobre su mala gestión.

Además, ante los reproches de haber elaborado un Plan de Saneamiento en base a una previsiones económicas "optimistas", el delegado aseguró que "son las que están recogidas en la décima Actualización del Plan Estatal de Estabilidad 2008-2011", que incluye "previsiones de crecimiento de la economía en los próximos años" a sabiendas de que son "terreno poco firme por las incertidumbres que aún hay sobre cuándo se empezará a salir de la crisis y de por dónde discurrirá la nueva financiación local".

"Lejos de ver una recuperación económica en 2010, lo que creo es que habrá un empeoramiento de la financiación local en 2010, ya que (las transferencias a los ayuntamientos) se basan en la recaudación de impuestos estatales con decalaje de dos años. Es decir, que la caída en la recaudación de impuestos en 2008 tendrá una repercusión negativa en 2010", explicó Bravo, justificando así su contención del gasto hasta dentro de al menos un par de años.