La terminal T-1 de Barcelona será la envidia de Europa, según Star Alliance

  • Atenas, 26 may (EFE).- La nueva terminal T-1 del aeropuerto barcelonés de El Prat "va a ser la envidia de todos los aeropuertos europeos" por su diseño, la eficiencia que va a permitir y el material con el que está construida, indicó hoy el presidente de Star Alliance, Jaan Albrecht.

La terminal T-1 de Barcelona será la envidia de Europa, según Star Alliance

La terminal T-1 de Barcelona será la envidia de Europa, según Star Alliance

Atenas, 26 may (EFE).- La nueva terminal T-1 del aeropuerto barcelonés de El Prat "va a ser la envidia de todos los aeropuertos europeos" por su diseño, la eficiencia que va a permitir y el material con el que está construida, indicó hoy el presidente de Star Alliance, Jaan Albrecht.

Asimismo, destacó el compromiso de la alianza con su socia Spanair, a la que ayudará a convertir el aeropuerto barcelonés en un "excelente" hub (centro de interconexiones) internacional.

En su opinión, la terminal barcelonesa superará en muchos aspectos a la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas, que "tiene muchos colorines y es muy bonita", pero resulta menos práctica y eficiente que la catalana.

Con motivo de la aceptación de la compañía griega Aegean como el miembro 26 de esta alianza aérea, Albrecht dijo sentirse "sumamente impresionado" por la nueva terminal del aeródromo de la capital catalana, a la que Star Alliance será la primera en trasladarse el próximo 16 de junio, para comenzar a operar al día siguiente.

La nueva terminal, a la que las otras principales alianzas aéreas, Oneworld (British Airways e Iberia) y Sky Team (Air France-KLM y Air Europa), se trasladarán en septiembre y diciembre de 2009 respectivamente, contó con una inversión de 5.000 millones de euros frente a 6.200 millones de la T-4 de Barajas.

Cuando esté a pleno rendimiento, la T-1 -diseñada por Ricardo Bofill con forma de espada y con una superficie de 525.000 metros cuadrados, equivalente a unos 850 campos de fútbol-, permitirá a todo el aeropuerto acoger a unos 55 millones de pasajeros, además de poder efectuar hasta 90 operaciones por hora.

En opinión del presidente de Star Alliance, se trata de una estructura de "hub "excepcional", sólo comparable con los más modernos aeropuertos asiáticos, lo que ayudará a Spanair en su entrada en el mercado de largo recorrido.

El nuevo presidente de Spanair, Ferran Soriano, declaró recientemente que, en primer lugar, Spanair quiere consolidar su negocio en España y en las rutas que opera, y, a partir de 2011, cubrir vuelos intercontinentales, principalmente hacia Latinoamérica.

Aunque Albrecht reconoció que no va a ser fácil alcanzar este reto, debido a las limitaciones de inversión que tiene la compañía, adquirida en febrero por un consorcio catalán, y aseguró que Spanair contará en sus planes de expansión con todo el apoyo y sinergias del resto de los miembros de la alianza.

Asimismo, alabó la visión de futuro que han mostrado los nuevos propietarios de Spanair en su apuesta por Barcelona, ya que "hay que ser realista" respecto al primer hub español, que es el aeropuerto de Madrid, mercado donde Iberia es el dueño indiscutible y es difícil competir con ella.

A su juicio, la red de rutas ya existentes de Star Alliance y de la propia Spanair van a generar más tráfico, ya que es como un imán: a más destinos, más posibilidad de vuelos y más conexiones con la oferta de largo recorrido de compañías de la alianza como Singapore Airlines, Turkish Airlines o Air Canada, entre otras.

La nueva Spanair, en la que su antiguo propietario, el grupo escandinavo SAS, mantiene una participación del 20%, ha nombrado la semana pasada nuevo consejero delegado al británico Mike Szücs, hasta ahora director general de la aerolínea mexicana Viva Aerobús.

Spanair completa una ampliación de capital de cien millones de euros, que tiene un préstamo participativo de SAS de 99 millones de euros y otro préstamo de 50 millones que todavía no ha utilizado.