La UE no logra enfrentar la evasión fiscal, denuncian ONG

"Los Estados miembros (de la UE), a pesar de las gestiones 'proactivas', no midieron el alcance del problema" de evasión fiscal revelado hace un año, señalan 19 ONG, entre ellas Oxfam, en un informe coordinado por la red European Network on Debt and Development.

El escándalo LuxLeak, reveló hace un año la "optimización" fiscal de las multinacionales a través de los "acuerdos fiscales anticipados", o "tax rulling", una práctica legal pero polémica, que permite a las empresas tributar muy poco por los grandes beneficios que obtienen, a menudo en otros países con leyes menos favorables para sus intereses.

Las revelaciones en el origen del escándalo opacaron en noviembre pasado los primeros días en función del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, exprimer ministro de Luxemburgo durante casi 20 años. Bajo su gobierno, el Gran Ducado firmó numerosos acuerdos fiscales con grupos multinacionales.

"Los mecanismos que facilitan la evasión fiscal dentro de la UE continúan proliferando, y ofrecen la misma cantidad de opciones y matices a las empresas multinacionales que buscan evadir los impuestos", denuncian las ONG en el informe.

A pesar de las promesas de los gobiernos de la UE para poner fin a la opacidad de los sistemas fiscales, "se introdujeron nuevas maneras de escapar a los impuestos, como la 'patent box'", un incentivo fiscal que permite a las empresas reducir impuestos por los productos derivados de sus patentes.

"Todos los países europeos están en una carrera de competencia fiscal para atraer a las multinacionales que pueden aprovechar tranquilamente de las fallas del sistema fiscal internacional", declaró Manon Aubry, de Oxfam, citada en un comunicado, y recurren a diferentes sistemas.

Alemania y Luxemburgo, por ejemplo, continúan proponiendo "una gama diversificada" de opciones para disimular a los titulares reales de las empresas y lavar dinero, denuncian las ONG.

España, uno de los 15 países estudiados, es "por lejos" el "más agresivo" en la negociación de convenciones fiscales para reducir la tasa de retención impositiva en el país en el que sus empresas obtienen beneficios, esto en particular con los países en desarrollo. Según el informe en promedio es 5,4% menos que la tasa aplicada en esos países.

En cuanto a la "transparencia" reclamada por las ONG, Francia, que en un primer momento la reclamaba, ya no la pide y "en total contradicción con sus promesas de establecer más 'transparencia', cada vez más países de la UE defienden ahora una confidencialidad estricta", lamenta el informe.

A principios de octubre, la UE llegó un acuerdo para el intercambio automático de informaciones sobre los acuerdos fiscales entre los Estados y las multinacionales.

Este acuerdo, que permitirá comunicar los acuerdos entre las administraciones fiscales, no alcanzará la transparencia. El intercambio garantizará la confidencialidad de las informaciones transmitidas...

pa/age