LM y dice que si existe un agujero en la Junta, es menor que el de Valencia

TOLEDO, 21 (EUROPA PRESS)

La consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, aseguró hoy que en Castilla-La Mancha "hemos sido muy prudentes en tiempos de bonanza económica", y que de existir algún "gran agujero económico" en la Junta, como dice el PP, "es menos de la mitad del que tiene la Generalitat Valenciana, midiéndolo en relación a nuestro PIB", por lo que consideró que "no es tan grande", preguntándose a su vez si el presidente de Valencia, Francisco Camps, "merece tanto apoyo y respeto por parte de sus compañeros de partido".

Así se expresó Araújo a preguntas de los medios en relación al nivel de endeudamiento que alcanzaría la Junta al poner en marcha diversas ayudas a ciudadanos por la situación de crisis. En este sentido, ratificó que en Castilla-La Mancha "hemos sido muy prudentes en tiempos de bonanza económica, cuando aún no habíamos asumido todas las competencias. Esto ha permitido que, en momentos como el actual, tengamos un margen de maniobra mucho mayor que otras comunidades".

De este modo, subrayó que el nivel de endeudamiento de la región "se sitúa hoy en unos niveles muy razonables, porque estamos en la media de las comunidades si tenemos en cuenta el endeudamiento en relación a nuestra riqueza, a nuestro PIB; y muy por debajo de la media si consideramos el endeudamiento que acumulamos por habitante".

"Si finalmente medimos la carga que implica contar en el presupuesto con el volumen de endeudamiento a día de hoy, el indicador es envidiable", aseguró Araújo, que dijo que sólo uno de cada cien euros presupuestarios se tiene que dedicar a pagar intereses y a amortizar operaciones de préstamos.

En definitiva, señaló que la región se encuentra "en posición holgada para que ninguna acción política que redunde directamente en beneficio de trabajadores y empresarios se quede sin hacer en este contexto de crisis", añadió.

Con este objetivo, la vicepresidenta del Gobierno regional subrayó que "este año, más que nunca, tenemos que optimizar la gestión de los recursos públicos", ya que se han puesto en marcha una serie de medidas concretas que "este año movilizarán un importante volumen de recursos presupuestarios", como por ejemplo el Plan de Choque con el que Castilla-La Mancha pretende "favorecer las oportunidades de empleo de aquellos que pierden su prestación por desempleo".

"Queremos que este plan tenga un presupuesto de 50 millones de euros, y aunque habrá aportaciones desde las diputaciones y los ayuntamientos, el esfuerzo más importante lo realizará la Junta de comunidades, lo que implica la puesta en marcha procesos de priorización y selección de los gastos de los que podemos prescindir o demorar en el tiempo, con el objetivo de atender a los que más necesitan ahora el esfuerzo de todos", apostilló.

AYUDAS AL AUTOMÓVIL

El segundo bloque de financiación, "un gasto con el que inicialmente no contábamos y al que vamos a sumarnos", es la ayuda para el sector del automóvil, "que también va a exigir este esfuerzo" por parte del Gobierno regional, "aunque hablamos de presupuestos mucho menores", aclaró.

"Si consideramos que el Gobierno central va a aportar 100 millones de euros, y nosotros somos algo más de 3,5 millones, dentro del sistema económico nacional; esto da idea de que el presupuesto va a ser en este caso notablemente inferior al del propio Plan de Choque por el Empleo, por lo que a la Consejería de Economía y Hacienda le resultará más sencillo encontrar más recursos para financiar estas ayudas al sector del automóvil", explicó Araújo.

En Castilla-La Mancha, las ayudas se destinarán principalmente a la industria auxiliar al sector, que "es muy potente y emplea a 2.800 personas". Hablamos de "una red tupida de concesionarios, talleres y empresas dedicadas al mantenimiento de automóviles", añadió.

También recordó que "sea cual sea el mecanismo que arbitremos" para poner en marcha los 500 millones de euros destinados a ayudar al sector del automóvil, "la medida va a tener efecto retroactivo, y en Castilla-La Mancha entrará en vigor el lunes de la próxima semana", con la intención de "no generar ningún tipo de vacío".

Asimismo, dejó claro que el Gobierno regional ya ha comunicado al Gobierno central y a los empresarios afectados que "vamos a añadir estos 500 millones de euros a las ayudas que pondrá en marcha el Estado".

De este modo, subrayó que Castilla-La Mancha está trabajando en colaboración con el Ministerio de Industria. "Ya tuvimos una primera reunión el pasado 14 de mayo y hay otra convocada para el próximo lunes, día 25, en la que se establecerá definitivamente el cauce de colaboración entre las comunidades autónomas que hemos manifestado nuestro interés de sumarnos a la iniciativa del Gobierno".

Por esta razón, Araújo transmitió un mensaje de "tranquilidad y confianza" a los trabajadores del sector del automóvil, "que esperamos que noten que el Gobierno se ha implicado". Castilla-La Mancha también se sumará a la aplicación informática puesta en marcha por el Ministerio para poder elaborar estas ayudas.

Preguntada sobre la posibilidad de que se beneficien solamente los empadronados en la región, Araújo dejó claro que "es algo en lo que queremos trabajar en coordinación con el Ministerio, puesto que no es bueno que la medida se aplique de una manera en unas comunidades y en sentido contrario en otra", consideró.

Así, opinó que "parece sensato" que sea la gente de Castilla-La Mancha la que se beneficie de las ayudas del Gobierno regional. No obstante, aclaró que "estaremos muy favorables a asumir un criterio coordinado con el resto de comunidades autónomas", concluyó.