Los directores del Cantábrico se comprometen a seguir con las ayudas si hay veda

  • Santander, 27 may (EFE).- Los directores generales de Pesca de Cantabria, País Vasco, Galicia y Asturias se han comprometido hoy a que si continúa la veda de la anchoa en el Golfo de Vizcaya "habrá ayudas parecidas o similares" a las de años anteriores para los pescadores afectados, desde hace cuatro años, por esa medida.

Santander, 27 may (EFE).- Los directores generales de Pesca de Cantabria, País Vasco, Galicia y Asturias se han comprometido hoy a que si continúa la veda de la anchoa en el Golfo de Vizcaya "habrá ayudas parecidas o similares" a las de años anteriores para los pescadores afectados, desde hace cuatro años, por esa medida.

Así lo ha asegurado el director general de Pesca de Cantabria, Fernando Torrontegui, tras la reunión celebrada en Santander que, en principio, era una "toma de contacto" para que se conocieran estos representantes autonómicos después de constituirse los nuevos gobiernos vasco y gallego y de ser nombrado el nuevo director general de Pesca de Asturias, José Marcelino Menéndez.

Junto a Torrontegui y Menéndez, han estado en el encuentro el viceconsejero vasco de Desarrollo Agrario y Pesquero, Jon Azkue, y su director de Pesca y Acuicultura, Jokin Díaz; el director general de Ordenación y Gestión de los Recursos Marinos de Galicia, Pablo Ramón Fernández Asensio; y el subdirector de Pesca de Cantabria, Julio Teodoro González Vega.

Fernando Torrontegui ha reiterado, en declaraciones a Efe, que el asunto de la anchoa depende de los informes científicos, en especial de la campaña Bioman, que han sido presentados hace dos días y que indicarán cómo se encuentra la pesquería y si se puede salir a faenar.

El director general de Cantabria ha recordado que todos los pescadores piden la apertura del Caladero del Cantábrico, cerrado desde hace cuatro años por la escasez de esta especie, y ha explicado que "existe un documento" en el que el sector, tanto español como francés, considera que se puede abrir con una cuota de capturas de 7.000 toneladas.

Pero Torrontegui ha insistido en que hay que esperar a lo que decida a finales de junio la Comisión Europea, en base a los informes científicos, para conocer si finalmente el Caladero se abre o se mantiene otros seis meses cerrado a la pesca.

Ha asegurado que si finalmente se decide dejar cerrada la pesquería de la anchoa las comunidades del Cantábrico mantendrán las ayudas al sector, "parecidas" a las que se han dado hasta ahora, aunque ha recordado que esta decisión la tienen que adoptar los consejeros del ramo que se reunirán después de que conozcan lo que han hablado hoy en Santander sus directores generales.

Además, ha adelantado que los directores generales de Pesca de las cuatro comunidades del Cantábrico van a solicitar un encuentro con el Ministerio para "el 15 de junio" con el objetivo de hablar sobre la situación del sector de la anchoa y, si se conoce la decisión de la Comisión Europea, fijar la posición de cada región.

Torrontegui ha apostillado que "lo importante" ahora es conocer los informes científicos, como el de Bioman, para continuar tratando el asunto de la anchoa y ha confiado en que "en diez días" se conozca su contenido.

En el encuentro, según ha explicado, también se ha tratado sobre las autorizaciones a la flota cántabra para pescar en aguas interiores del País Vasco, un asunto que Torrontegui ha opinado que "se sacó un poco de contexto el año pasado".

El director general de Pesca de Cantabria ha señalado que se va a intentar "mejorar" este asunto para que "no exista ningún problema", aunque ha indicado que los mismos barcos cántabros, unos veinte, que faenaron el año pasado en aguas del País Vasco lo podrán hacer también en el segundo semestre de 2009.