Los huelguistas del metal bloquean con una barrera humana el acceso a los bancos en el centro de Vigo

  • Vigo, 20 may (EFE).- Cientos de trabajadores del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra están concentrados en el centro neurálgico de Vigo, en el cruce de Colón, donde han formado una barrera humana para evitar que las personas puedan acceder a los bancos y cajas de ahorro del lugar.

Los huelguistas del metal bloquean con una barrera humana el acceso a los bancos en el centro de Vigo

Los huelguistas del metal bloquean con una barrera humana el acceso a los bancos en el centro de Vigo

Vigo, 20 may (EFE).- Cientos de trabajadores del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra están concentrados en el centro neurálgico de Vigo, en el cruce de Colón, donde han formado una barrera humana para evitar que las personas puedan acceder a los bancos y cajas de ahorro del lugar.

Los huelguistas llegaron al cruce de la calle Colón con las calles Policarpo Sanz y García Barbón alrededor de las 10:00 horas, tras abandonar las zonas de los principales astilleros de Vigo y recorrer las distintas calles de la ciudad.

Además de impedir el paso de las personas a las entidades financieras, los manifestantes obligaron a los obreros que están trabajando en distintas obras de humanización a paralizar su trabajo.

Por otra parte, fuentes sindicales indicaron a Efe que están prohibiendo la entrada al puerto de Marín.

Está previsto que en los próximos minutos comience una manifestación hasta la Plaza del Rey de Vigo, en la explanada del ayuntamiento.

Esta primera jornada de huelga, que continuará mañana, se debe al bloqueo de la negociación del convenio colectivo, que afecta en la provincia de Pontevedra a unas 27.000 personas.

Patronal y sindicatos siguen muy alejados en cuanto a sus posturas y la semana pasada dieron por rotas, de nuevo, las negociaciones.

Los empresarios piden 2 años de vigencia del convenio y mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, mientras que los representantes de los trabajadores exigen una duración de un año y un incremento salarial razonable, pero nunca congelación de los haberes.