Los ministros de la UE se reunirán mañana para hablar del futuro de Opel

  • Bruselas, 28 may (EFE).- La Comisión Europea ha convocado para mañana un encuentro de ministros de Economía o Industria de la UE, en Bruselas, a fin de analizar la situación del fabricante automovilístico Opel y discutir las distintas opciones para asegurar su supervivencia.

Bruselas, 28 may (EFE).- La Comisión Europea ha convocado para mañana un encuentro de ministros de Economía o Industria de la UE, en Bruselas, a fin de analizar la situación del fabricante automovilístico Opel y discutir las distintas opciones para asegurar su supervivencia.

Según ha confirmado a los medios el portavoz comunitario de Industria, Ton Van Lierop, el objetivo del encuentro es "intercambiar información" con el objetivo de asegurar igualdad de condiciones y "coordinar" las posiciones de todos los afectados.

Bruselas ya organizó el pasado mes de marzo un encuentro ministerial similar, en el que también participaron representantes de General Motors (GM), la matriz estadounidense de Opel.

A la reunión de mañana, que llega tras una petición del Gobierno belga, no han sido invitados responsables de GM, ha precisado el portavoz.

El ejecutivo de la UE ha convocado a todos los Estados miembros, aunque es previsible que a la cita acudan sólo los países directamente afectados por la situación de Opel, es decir, los que tienen plantas de ensamblaje de vehículos (como España) y aquellos en los que hay proveedores del fabricante.

Además de la planta de Figueruelas (España), el constructor tiene cuatro fábricas en Alemania, dos en el Reino Unido, una en Bélgica y otra en Polonia.

También controla en Suecia la marca de vehículos de gama alta Saab -que ya se ha declarado en quiebra- y hay numerosos proveedores que fabrican componentes para Opel en otros estados miembros, entre ellos Francia.

Por parte de la Comisión, participarán en el encuentro -que comenzará a las 15.00 hora local (13.00 GMT)- los responsables de Industria, el alemán Günter Verheugen, y Competencia, la holandesa Neelie Kroes.

Van Lierop señaló que la reunión de mañana será una "continuación" de la celebrada en marzo, cuando todos los gobiernos interesados en el futuro de Opel se comprometieron a no tomar ninguna medida sin informar y coordinarse previamente con sus socios de la UE.

En cuanto a las conversaciones de las autoridades alemanas con GM y la posibilidad de que dé ayudas directas al constructor, el portavoz de Competencia de la Comisión, Jonathan Todd, subrayó que Bruselas "lleva meses en contacto con Berlín" sobre esta cuestión.

El Gobierno alemán lleva días negociando a contrarreloj con GM la segregación de su división europea, para la que Fiat y Magna han presentado las ofertas más sólidas.

El Gobierno alemán está advertido, recalcó Todd, de que cualquier medida de apoyo a Opel debe respetar la normativa europea sobre ayudas de Estado, lo mismo que sucede con Reino Unido ante una posible asistencia a Vauxhall.

Según el portavoz, "no tenemos ningún motivo para creer que Alemania o Reino Unido van a dar subsidios que supongan una infracción de la legislación", aunque dejó claro que la Comisión verificará cualquier ayuda, a Opel o a otro fabricante de automóviles.

Bruselas ya ha advertido a todos los Estados miembros que cualquier iniciativa de asistencia debe respetar los principios del mercado interior y las normas comunitarias sobre ayudas públicas, por lo que su recepción no puede condicionarse, por ejemplo, a que se cierren plantas en un país miembro en beneficio de otro.