Magna, candidata a comprar Opel, perdió 150 millones en el primer trimestre

AURORA (CANADA), 6 (EUROPA PRESS)

El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas netas de 200 millones de dólares (150 millones de euros al cambio actual), frente a un beneficio de 207 millones de dólares (155 millones de euros) en el mismo período de 2008.

Magna, una de las empresas que han expresado su interés en entrar en el capital de Opel, registró una cifra de negocio de 3.574 millones de dólares (2.690 millones de euros) en los tres primeros meses de 2009, lo que representa una reducción del 46% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

La multinacional, que emplea a 70.000 trabajadores en 326 instalaciones de 25 países, justificó el retroceso de su cifra de negocio por la caída de la producción automovilística en Norteamérica, con un descenso del 50%, en Europa (-40%) y en el resto del mundo.

El director financiero de la empresa, Vincent Galifi, explicó que Magna afronta la peor situación de la industria en décadas, especialmente en sus principales mercados. La empresa considera prioritario mantener una sólida posición financiera, por lo que ha decidido suspender el dividendo trimestral.