Magna reducirá las plantillas de Opel pero incrementará la producción

  • Berlín, 23 may (EFE).- El fabricante de componentes para automóviles austríaco-canadiense Magna, que se perfila como favorito en la pugna por la adquisición de Opel, reducirá la plantilla de las fábricas de la todavía filial del grupo estadounidense General Motors, pero incrementará drásticamente la producción.

Magna reducirá las plantillas de Opel pero incrementará la producción

Magna reducirá las plantillas de Opel pero incrementará la producción

Berlín, 23 may (EFE).- El fabricante de componentes para automóviles austríaco-canadiense Magna, que se perfila como favorito en la pugna por la adquisición de Opel, reducirá la plantilla de las fábricas de la todavía filial del grupo estadounidense General Motors, pero incrementará drásticamente la producción.

Ello se deduce del plan presentado por Magna ante GM y las autoridades de Alemania para hacerse con una parte importante del capital de Opel, según indica el semanario alemán Der Spiegel en un adelanto de su próxima edición.

El plan de Magna contempla eliminar 10.000 de los 55.000 puestos de trabajo de General Motors y Opel en Europa, y aumentar a 250.000, frente a los 160.000 vehículos anuales actuales, la producción de automóviles en la planta alemana de Russelsheim.

El semanario señala igualmente que, además de avales por valor de 4.500 millones de euros, Magna reclama ayudas oficiales suplementarias y que el Estado alemán asuma, por lo menos en parte, las cargas de las pensiones de Opel que ascienden a 3.000 millones de euros.

Magna con trabajará General Motors, casa matriz de Opel, el Gobierno federal y las cajas de pensiones para "encontrar y llevar a cabo una solución aceptable", señala la propuesta del consorcio austríaco-canadiense, según Der Spiegel.

El ministro alemán de Economía, Karl Theodor zu Guttenberg, señaló este viernes que todavía hay cuestiones por definir y que ningún ofertante está descartado, en alusión a Fiat y el inversor estadounidense Riplewood.

Las "decisiones fundamentales" se adoptarán la próxima semana, indicó zu Guttenberg, quien calificó de "concepto interesante" el presentado por Magna, pero afirmó que deben resolverse aún "cuestiones abiertas".

En términos parecidos se pronunció al concluir una reunión en la Cancillería, el titular de Exteriores y vicecanciller, Frank-Walter Steinmeier, quien insistió en que siguen en liza "tres ofertantes" y en que la decisión se producirá previsiblemente la próxima semana.

De aprobarse la oferta de Magna, la apuesta de futuro para el negocio europeo de General Motors -con fábricas en Alemania, Suecia, España, el Reino Unido, Polonia y Bélgica- sería el mercado ruso y de la Comunidad de Estados Independientes, donde espera vender cinco millones de vehículos al año.