Magna y General Motors alcanzan un acuerdo para la salvación de Opel

  • Berlín, 30 may (EFE).- El fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y el grupo automovilístico General Motors (GM) llegaron esta madrugada a un acuerdo que permitirá la salvación de Opel.

Berlín, 30 may (EFE).- El fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y el grupo automovilístico General Motors (GM) llegaron esta madrugada a un acuerdo que permitirá la salvación de Opel.

Según informaron varios ministros del Gobierno alemán al término de una nueva sesión maratoniana de casi siete horas, el Ejecutivo dará luz verde a los créditos de 1.500 millones a los que se ha comprometido para un periodo de transición.

El ministro de Finanzas, Peer Steinbrück, explicó que el acuerdo consiste de tres partes fundamentales: un preacuerdo ("memorándum of understanding") entre GM y Magna, un contrato fiduciario y uno sobre la concesión de las ayudas económicas.

El contrato fiduciario tiene como objetivo que se pueda mantener la actividad de Opel mientras se ultiman los detalles de un acuerdo definitivo, una vez desvinculada la compañía de su casa matriz.

El ministro explicó que el Estado alemán está dispuesto a convertir el crédito de 1.500 millones de euros en un paquete de avales de 4.500 millones de euros en un plazo de cinco años.

Magna, con una plantilla de 70.000 empleados en 25 países, cuenta con la ayuda para su operación en Opel del consorcio ruso GAZ, que produce desde turismos y camiones hasta vehículos blindados.

La oferta inicial que hizo Magna a Opel prevé una inversión propia y del banco ruso Sberbank de 700 millones de euros, de los que una parte estaría garantizada por el Gobierno alemán.

Por lo que se conoce de sus planes iniciales, Magna se planta adquirir el 20 por ciento de Opel, que junto al 35 por ciento de sus socios rusos sumarían el 55 por ciento.

General Motors mantendría otro 35 por ciento y el restante diez por ciento quedaría en manos de la plantilla.

En los planes figura además el recorte de unos 10.000 puestos de trabajo del total de 52.000 que tiene Opel en varios países europeos -Alemania, Suecia, Reino Unido, Bélgica, Polonia y España-. De ellos 25.000 corresponden a las plantas germanas, donde asimismo está la central.