Marchionne advierte contra la venta de Opel a Magna

  • Berlín, 23 may (EFE).- El jefe del grupo automovilístico italiano Fiat, Sergio Marchionne, ha advertido sobre los riesgos que conllevaría la venta de la empresa Opel al consorcio austríaco-canadiense Magna, que parece ser el candidato favorito de las autoridades germanas.

Berlín, 23 may (EFE).- El jefe del grupo automovilístico italiano Fiat, Sergio Marchionne, ha advertido sobre los riesgos que conllevaría la venta de la empresa Opel al consorcio austríaco-canadiense Magna, que parece ser el candidato favorito de las autoridades germanas.

"Magna hace como que acaba de descubrir Rusia", afirma Marchionne en declaraciones adelantadas hoy por el semanario "Der Spiegel", en las que asegura que "nosotros conocemos ese mercado probablemente mucho mejor".

En referencia a la presunta apuesta de Magna por dirigir la producción de Opel hacia Rusia y las naciones de la Comunidad de Estados Independientes, el jefe de Fiat recuerda que el mercado automovilístico en aquellos países ha caído a la mitad en los últimos meses.

"No pueden asumir las existencias de Opel sin amenazar su propia industria", afirma Marchionne, quien asegura que, "si uno de mis empleados me viniera con un plan semejante, se quedaría sin trabajo al día siguiente".

El directivo italiano aprovecha la entrevista para defender de nuevo su oferta de compra al afirmar que "los empleados de Opel pertenecerían al segundo mayor grupo europeo, con grandes oportunidades internacionales de crecimiento y empleo, sobre todo por la alianza con Chrysler".

"El talento de la ingeniería que hoy se limita a Opel se podría aprovechar mucho más a nivel internacional", señala Marchionne, quien asegura que "yo no pido limosna", dirigiéndose a las autoridades alemanas y General Motors, la casa matriz de Opel.

En el caso de que su oferta para la compra de Opel fracasara, el jefe de Fiat anuncia que su grupo no trataría, por ahora, de buscar otro socio industrial en europa.

"Si Opel no nos quiere, no pienso caer por ello en una depresión", comenta Marchionne, quien augura que "la saga Opel continuará un tiempo, pero no me gustaría estar ahí" al final.