Oinarri duplica su actividad en primer cuatrimestre de 2009 respecto a 2008, con 36,6 millones de euros de avales

Cierra 2008 con 64,6 millones de euros de avales, un 12% más que en 2007, y un resultado de 499.000 euros

SAN SEBASTIAN, 20 (EUROPA PRESS)

La Sociedad de Garantía Recíproca Oinarri duplicó en el primer cuatrimestre del año su actividad respecto al mismo periodo de 2008, con 36,6 millones de euros en avales formalizados, siendo el importe de los técnicos de 9,3 millones, un 14,4 por ciento más que el pasado ejercicio, lo que constata la "creciente utilización" de las empresas de esta vía para "liberar límites de riesgo con las entidades de crédito", y con una caída del 51 por ciento en los avales ligados a la inversión por los efectos de la crisis.

En una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, la directora general de Oinarri, Elena Zárraga, acompañada de su presidente, Francisco Javier Mongelos, y de su vicepresidente, José Ignacio Gárate, dio a conocer los resultados de la sociedad en 2008 y las previsiones para este ejercicio, con motivo de la celebración este viernes, en su sede en el parque tecnológico de Alava, en Vitoria, de su Junta General de Socios.

Zárraga destacó que Oinarri, que incrementó su base societaria en 2008 un 23 por ciento respecto al año anterior hasta alcanzar las 1.928 empresas socias, el 83 por ciento con menos de 25 trabajadores, tuvo el pasado año "el excelente" resultado de 499.000 de euros, antes de impuestos, lo que ha permitido alcanzar unos recursos propios al cierre de 13,76 millones.

Por otro lado, informó de que, ante "el preocupante" panorama económico de recesión y la "restricción del crédito" provocada por la crisis financiera, Oinarri decidió el pasado mes de enero incrementar 0,25 puntos las condiciones de los convenios suscritos con las entidades financieras colaboradoras, que, hasta ahora, se mantenían en el Euribor más 0,25.

En este contexto, subrayó que, en el primer cuatrimestre de 2009, Oinarri ha formalizado avales por 36,6 millones de euros, lo que supone "duplicar" su actividad respecto al mismo periodo de 2008, y añadió que un 60 por ciento de esta financiación se destinó a la financiación de circulante para "paliar la falta de liquidez de las empresas por efecto de la crisis". Asimismo, constató una incremento de avales técnicos con 9,3 millones formalizados en lo que va de año, un 14,4 por ciento más que en el primer cuatrimestre de 2008.

Según indicó, en esta financiación ha incidido los convenios firmados por el Gobierno Vasco con Oinarri este año, el que contempla una partida plurianual de 500 millones para la Línea de financiación de circulante para pymes y autónomos, y el de colaboración para una Línea especial de financiación de circulante para Grandes Empresas de sectores estratégicos con una dotación inicial de 75 millones, firmado en marzo.

Respecto al primero, apuntó que Oinarri ha aprobado un 27,5 por ciento de los 120 millones de euros recogidos en la primera convocatoria para pymes, ha dictaminado a favor de 105 solicitudes de empresas vascas que han totalizado más de 33 millones, con un porcentaje de denegación de en torno al 20,34 por ciento, y, en estos momentos se sigue otorgando financiación con la segunda convocatoria de 120 millones. En cuanto al segundo, señaló que el Gobierno vasco ha autorizado la formalización de 14,5 millones, íntegramente aprobados por Oinarri, teniendo en cartera "todavía bastantes solicitudes".

Tras destacar el importante papel que "como catalizador de la financiación empresarial" está llevando a cabo Oinarri, Zárraga explicó que las previsiones realizadas el pasado mes de diciembre en su Plan de Gestión 2009 se han visto "alteradas", teniendo en cuenta que sólo la actividad avalista ligada a los programas anteriormente citados Onarri se sitúa "a un nivel de cumplimiento del 70 por ciento" del citado documento, por lo que el volumen de actividad previsto para este año se verá "ampliamente superado".

Además, alertó de la caída que se está produciendo en las solicitudes de garantías financieras para inversión, del 65% acumulada a marzo, y que, tras un repunte, se ha situado al 51 por ciento en abril, indicativo del "parón de la inversión" existente en la industria y el resto de sectores, así como del aumento en el número de empresas insolventes que se "han triplicado" en el primer trimestre de este año con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Frente a todo ello, reclamó que las Administraciones Públicas "potencien" las Sociedades de Garantía Recíproca por el papel "fundamental" que están asumiendo a la hora de "superar el colapso del crédito".

RESULTADOS 2008

Por su parte, Mongelos indicó que Oinarri cerró 2008 con "un incremento del 12 por ciento en su actividad avalista, alcanzando 64,6 millones de euros de avales formalizados durante el ejercicio", para añadir que alcanzó "unos riesgos vivos de 161 millones", lo que supera en un 15,5 por ciento sobre 2007, ascendiendo el volumen total de los avales formalizados en sus 12 años de existencia a 332,8 millones de euros, lo que supone unos 600 millones de euros de inversión.

Además, apuntó que en 2008 el 80 por ciento de los avales fueron financieros y el 20 por ciento restante técnicos, y que cabe destacar que, por primera vez, estos últimos superaron a los financieros alcanzando un 50,4 por ciento del total.

Respecto a los ratios de morosidad y falencia, Mongelos apuntó que se situaron en el 0,74 por ciento, "cifra muy alejada de la media de todo el sector financiero", y 0,42 por ciento, respectivamente, mientras que el ratio de solvencia alcanzó el "12 por cien".

PLAN ESTRATEGICO

Finalmente, en cuanto al Plan Estratégico para 2009-2012, del cual el Consejo de Administración de Oinarri informará en la Junta General de Socios del viernes, Zárraga afirmó que, ante la actual coyuntura económica, será necesario "revisar sus magnitudes cuantitativas", pero los "ejes estratégicos" se mantendrán.

Al respecto, recordó que éstos pasan por un crecimiento con control del riesgo, formalizando en el cuatrienio 300 millones de euros (45% más que en el anterior), resultados positivos acumulados de 3,9 millones e incorporación de 816 socios; por el "incremento de la solvencia con el fortalecimiento del Fondo de Provisiones Técnicas", así como de su "notoriedad" en Euskadi con la potenciación de su sede de Bilbao y la apertura, a finales de este año de otra en San Sebastián.