Petronor logró en 2008 un beneficio neto de 133,8 millones, un 55% menos que en 2007, cuando alcanzó los 296,4 millones

La refinería contrata con Acciona Bunge el suministro de 200.000 tn de biodiesel hasta 2010 y retrasa la construcción de su propia planta

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

Petronor, S.A. cerró el ejercicio de 2008 con un beneficio neto de 133,8 millones de euros frente a los 296,4 millones de 2007 (-55%), en un entorno caracterizado por una "brusca" reducción de los precios de los crudos y de los productos derivados, que hizo que el resultado de explotación, 115,1 millones de euros, experimentara un descenso superior al 50 por ciento respecto al año anterior.

El presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, y el consejero delegado, José Manuel de la Sen, comparecieron hoy en rueda de prensa en las instalaciones de la refinería en Muskiz para dar a conocer los resultados del ejercicio de 2008.

Según indicaron, en el pasado ejercicio, la refinería tuvo un resultado de explotación de 115,1 millones de euros, frente a los 249,3 millones obtenidos en 2007. El resultado financiero en 2008 alcanzó los 28,1 millones de euros, frente a los 113,6 millones de euros de 2007, mientras que el beneficio antes de impuestos ascendió a 143,2 millones de euros, frente a los 362,9 millones de 2007.

Imaz indicó que "hay un factor que ha influido notablemente en estos resultados, que es el impacto negativo de la valoración de las existencias en el ejercicio de 2008, debido a la caída del precio del crudo y al positivo que por el mismo concepto tuvo en el ejercicio 2007".

El presidente de Petronor precisó que, sin tener en cuenta el impacto negativo de existencias en 2008 y el positivo por el mismo concepto en 2007, así como, sin considerar conceptos no recurrentes, el resultado de explotación hubiese sido superior en un 5,3 por ciento, gracias a la mejora del 2,8 por ciento del margen de refino unitario en euros/barril y a la optimización de las operaciones.

Por otro lado, Imaz destacó "una alta disponibilidad" de las instalaciones de Petronor, "con un incremento del proceso en toneladas procesadas a lo largo del año de un 3,1 por ciento respecto a 2007, no así la cifra de ventas que en lo que al mercado interno se refiere comenzó a reflejar, fundamentalmente en el segundo semestre de 2008, una reducción de la actividad económica en la entrega de algunos productos".

Petronor proceso 10.788 toneladas de petróleo el pasado año, 326 más que en 2007, y vendió al mercado nacional 7.013 toneladas (300 menos que en 2007) y al mercado exterior 3.599 (90 más que en 2007).

Imaz explicó que la bajada de consumo en 2008 afectó a la mayor parte de los productos que Petronor vende en el mercado interno. Así, dijo que el gasoil se vio afectado por la bajada de la actividad económica industrial y del transporte; la gasolina en menor medida pero también debido a descensos en el consumo privado; y el queroseno debido al descenso también de la actividad aérea, fundamentalmente en la segunda mitad del año. Según apuntó, el descenso se movió "en torno a dígito en el mercado interno".

PLAN DE AUSTERIDAD

En este contexto económico "adverso", Imaz señaló que la actividad de Petronor se va a ajustar a una política de "austeridad" a lo largo de 2009, pero "sin renunciar, en ningún caso, a sus inversiones estratégicas, fundamentalmente al proyecto de la Unidad de Reducción de Fueloil, URF (planta de coque), que es capital para la actividad futura de Petronor". "Para nosotros -añadió- asumir la inversión de este proyecto supone una apuesta por este proyecto industrial y asumir plenamente la responsabilidad social e institucional por la viabilidad futura de la refinería en un marco de respeto medioambiental con el entorno".

En cuanto al balance de la situación, el total activo ascendió en 2008 a 1.176,5 millones de euros, frente a los 1.501,4 millones de 2007, y las mismas cifras se repiten en relación al total pasivo. Este descenso se debe, según indicó Imaz, "fundamentalmente por los efectos de existencias y deudores, en la medida en la que se refleja el descenso del crudo y de los productos en el mismo".

Imaz destacó que Petronor presenta "una posición financiera consolidada, con una deuda a largo plazo que no llega al 10 por ciento". Desde esa posición de "solidez financiera" y con el apoyo de la aportación de los socios, Repsol y BBK, vía préstamo a largo plazo y con la previsible llegada de los recursos solicitados al Banco Europeo de Inversiones, "tenemos la financiación asegurada para el proyecto URF, que va a garantizar las perspectivas futuras de rentabilidad de la refinería, todo ello asegurando un esquema medioambientalmente sostenible de la actividad de Petronor".

El presidente de Petronor insistió en que llevarán a cabo un control "estricto" de los costes, "pero teniendo en cuenta que debemos mantener todos aquellos elementos de inversión que entendemos que son fundamentales para la refinería, como son los de mantenimiento, medio ambiente, seguridad y el proyecto estrella de inversión, que es el de URF". "Control estricto de los costes, de todos aquellos que podamos sujetar, pero mantenimiento de las inversiones básicas y, fundamentalmente, de aquella que asegura la rentabilidad futura de la refinería, que es el proyecto URF", insistió.

En cuanto al proceso de construcción de la planta de coque, Imaz aseguró que van a trabajar a "uña de caballo" porque "la rentabilidad de la refinería está directamente vinculada al proyecto de URF".

La previsión, según Imaz, son 26 meses de ejecución, por lo que en primavera de 2011 estará culminado y en operación. La planta de coque creará 94 empleos directos en plantilla, a los que se sumarán 240 personas trabajando en empresas contratadas que mantendrían una actividad fija, una vez culminado el proyecto. El proceso de construcción daría empleo a 1.500 personas, "con puntas de 2.500 personas trabajando en el proyecto", destacó.

En cuanto a la relación con el Ayuntamiento, Imaz afirmó que es de "absoluta normalidad y cordialidad" y añadió que, "desde el momento en que Petronor obtuvo las licencias de actividad y de obras tenía todos los permisos municipales para poder iniciar las obras". "Es lo que la ley indica y en ese marco hemos actuado", agregó.

Asimismo, indicó que todavía no han recibido del Consistorio la liquidación del impuesto de construcciones y obras, "pero no son elementos sujetos a discusión, ya que están absolutamente reglados por la propia ley y lo importante es que el proyecto está aprobado y cuenta con todos los parabienes del Gobierno vasco".

PLANTA DE BIODIESEL

Por otro lado, Petronor S.A. ha firmado con Acciona Bunge, instalada en el Puerto de Bilbao, un contrato de maquila de dos años de duración para el suministro de 200.000 toneladas anuales de biodiesel, de forma que la refinería retrasará el proyecto de la planta de diodiésel que Petronor Biocombustible contemplaba construir en las instalaciones portuarias.

Según explicó Imaz, estos dos años de contrato "nos van a permitir el analizar la propia situación del mercado y desarrollo de las tecnologías y, en función de eso, puede que dentro de dos años tomemos decisiones de inversión propia en el sector o no".

La sociedad Petronor Biocarburantes, S.A. se constituyó el pasado verano con el objetivo de construir una planta de producción de biocarburantes con una capacidad de 200.000 toneladas/año ubicada en terrenos del Puerto de Bilbao. La concesión para esta empresa se sumaba a los proyectos para la producción de biodiésel de las empresas Biocombustibles de Zierbena y Bunge Ibérica, un proyecto de biodiésel de la empresa Diesel Energy, y otro de bioetanol de Bioener Energy.