Presentan un sistema de jeringas para hacer más fácil la vida a los diabéticos

  • Santiago de Chile, 19 may (EFE).- Un innovador sistema de pequeñas jeringuillas hará la vida más fácil a los pacientes que necesitan inyectarse insulina tres veces al día para combatir la diabetes, una enfermedad que afecta a 246 millones de personas en el mundo.

Presentan un sistema de jeringas para hacer más fácil la vida a los diabéticos

Presentan un sistema de jeringas para hacer más fácil la vida a los diabéticos

Santiago de Chile, 19 may (EFE).- Un innovador sistema de pequeñas jeringuillas hará la vida más fácil a los pacientes que necesitan inyectarse insulina tres veces al día para combatir la diabetes, una enfermedad que afecta a 246 millones de personas en el mundo.

Una empresa sueca realizó hoy en Chile el lanzamiento internacional de este producto, compuesto por tres pequeñas jeringas de seis centímetros que contienen las dosis diarias que necesitan los diabéticos que dependen de la insulina.

La jeringuilla fue desarrollada por la compañía Insulution, fundada hace tres años por el sueco Patrick Martinsson, y a partir de agosto comenzará a venderse en las farmacias de Suecia con un precio aproximado de un dólar.

"Yo no tengo estudios en medicina, solo soy un diabético", dijo a Efe Martinsson, quien era cocinero antes de que un accidente automovilístico le cambiara la vida hace diez años.

"Me rompí casi todos los huesos. Estuve en el hospital seis meses y cuando salí, tenía diabetes", señaló.

Los médicos no supieron darle una explicación a la aparición de esa enfermedad y le proporcionaron un artilugio que esconde una aguja en su interior, pero Martinsson pensó que era muy incómodo para guardarlo en un bolsillo y empezó a buscar en otros países.

"Si no hay nada en el mercado, tendré que inventarlo yo", pensó Martinsson, quien le pidió a una diseñadora de la marca de automóviles Saab que diera forma al proyecto.

El resultado fue un diminuto paquete que permite administrar la insulina necesaria de forma discreta, incluso con una sola mano.

Las agujas están recubiertas por una capa de silicona para mitigar el dolor y son de un solo uso, con el fin de evitar infecciones.

El dispositivo contiene las tres dosis diarias, por lo que la insulina permanece menos tiempo expuesta a la temperatura ambiente y se conserva mejor.

Las jeringas para los pacientes del tipo 1 (con diabetes congénita) ya están patentadas y certificadas por la Unión Europea, en tanto que las del tipo 2, algo más grandes, ya están siendo producidas por una empresa especializada en agujas hipodérmicas.

En el mundo actualmente hay 246 millones de personas padecen diabetes, cifra que según la Organización Mundial de la Salud podría aumentar hasta los 380 millones en 2025.