Prometheus cierra 42 tiendas y suprime 291 empleos en su proceso de liquidación "ordenada"

Etiquetas

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El grupo de distribución de electrodomésticos Prometheus, que se encuentra en concurso voluntario de acreedores desde el pasado otoño, ha cerrado con los sindicatos un acuerdo sobre el nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la compañía, que afectará a 291 de los 298 trabajadores que quedan en plantilla, informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

En el documento, firmado el pasado viernes, se detalla que el grupo, con la intervención de la administración concursal, realizó diferentes análisis sobre la viabilidad de las tiendas y decidió cerrar o vender aquellas que suponían un "lastre operativo", como paso inicial para la liquidación "ordenada" de la compañía.

Así, tras acordar la venta de 21 de sus tiendas propias a la empresa Segesa, prevé cerrar otros 42 establecimientos de la cabecera del grupo, Prometheus Electronic, y de las filiales Prometheus Electronic Cataluña, Radio Castilla y GN Electrodomésticos.

Las fuentes señalaron que esta compañía, que surgió tras la fusión de parte de las redes de Master Cadena e Idea Electrodomésticos, "liquidará todas las filiales", si bien en la matriz permanecerán siete trabajadores para desarrollar el proceso de liquidación.

PÉRDIDAS DE 30 MILLONES.

Según el auto emitido por el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid al declarar el concurso de acreedores, recogido por Europa Press, Prometheus Electronic se encontraba a finales de 2008 en un estado de "insolvencia inminente", con previsiones de cerrar el ejercicio con pérdidas superiores a los 30 millones de euros.

En el expediente de las sociedades filiales, el juez señaló que presentaban numerosos créditos e impagos, con una "cuantiosa nómina" de acreedores. En concreto, sus seis filiales sumaban un pasivo cercano a los 400 millones de euros.

Prometheus indicó el pasado verano que arrastraba una deuda externa de unos 190 millones de euros y aseguró que con el proceso concursal perseguía garantizar la continuidad de su negocio y reorganizar la compañía. De hecho, tras presentar en diciembre un ERE para alrededor de 450 empleados, la mitad de su plantilla, se planteó recortar su red de tiendas propias de 113 establecimientos a unos 65, y dejar operativo un almacén de los 14 que disponía.

El comercio de electrodomésticos está sufriendo el impacto de la contracción del consumo y del frenazo de la contracción de viviendas. Según datos de la Asociación de Fabricantes de Electrodomésticos de Gama Blanca (Anfel), las ventas cayeron un 27% en el primer trimestre del año.