Renault reduce un 78% su beneficio neto en 2008 y confirma que no cumplirá con el Contrato 2009

Renault reduce un 78% su beneficio neto en 2008 y confirma que no cumplirá con el Contrato 2009

Renault reduce un 78% su beneficio neto en 2008 y confirma que no cumplirá con el Contrato 2009

PARIS, 12 (EUROPA PRESS) El fabricante francés de automóviles Renault registró un beneficio neto de 599 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que se traduce en una reducción del 78% en comparación con los 2.734 millones de euros de beneficio neto obtenidos en el año precedente, según informó hoy el presidente de la compañía, Carlos Ghosn, durante la presentación de los resultados anuales del grupo. El resultado neto de la multinacional gala incluye un aportación de 437 millones de euros correspondiente de su participación en sus empresas asociadas, en comparación con los 1.675 millones obtenidos en 2007. Así, su presencia en Nissan, en la que posee un 44,4%, le reportó 345 millones de euros, mientras que su participación en Volvo AB y en Avtovaz le aportó 92 millones de euros. La facturación de la multinacional gala se situó en 37.791 millones de euros entre enero y diciembre del pasado año, lo que representa un descenso del 7% frente a los 40.620 millones de euros de cifra de negocio del ejercicio previo. El consorcio francés registró un margen operativo de 212 millones de euros en 2008, lo que supone un 0,6% del total de su facturación y está muy alejado del objetivo contemplado en el plan estratégico Renault Contrato 2009 de lograr el 4,5% de la cifra de negocio establecido por la firma para 2008 y del 6% para 2009. Asimismo, el beneficio bruto de la corporación gala se situó en 761 millones de euros, un 74% menos. Por divisiones, el área de Automóvil de la compañía gala registró una cifra de negocio de 35.757 millones de euros entre enero y diciembre del pasado ejercicio, lo que representa una caída del 7,4%, mientras que la filial de Financiación de ventas, RCI Banque, facturó 2.034 millones de euros, un 1,1% menos. FRACASA EL PLAN ESTRATEGICO CONTRATO 2009 Por otro lado, el presidente de la compañía señaló que en la actual situación económica y de los mercados automovilísticos no es posible cumplir con los compromisos adquiridos en su plan estratégico Contrato Renault 2009. "Los compromisos del Plan han quedado caducos", añadió, al tiempo que reafirmó el objetivo de su empresa de convertirse en la marca generalista más rentable y competitiva de Europa. "La crisis va a ser larga y va a cambiar el panorama del sector del automóvil", resaltó y señaló que su empresa no podrá lograr el margen operativo del 6% para 2009 recogido en el Contrato Renault 2009, ni tampoco alcanzar el aumento de ventas contemplado en él. "Los objetivos del Contrato son inalcanzables", añadió. PERSPECTIVAS PARA 2009 La compañía prevé que durante el presente ejercicio se experimente un deterioro de la situación del mercado automovilístico internacional, que estima que registre unas matriculaciones totales en 2009 de 55 millones de unidades, en comparación con los más de 62 millones de unidades de 2008. Por ello, la firma pondrá en marcha un Plan de Acción durante el periodo que dure la crisis para lograr mejorar la situación de la compañía y con el principal objetivo de lograr un 'cash flow' positivo para este año. De esta manera, la empresa prevé reducir entre 800 y 1.000 millones de euros su 'stock' de vehículos a lo largo del presente año y ha centrado sus inversiones en proyectos estratégicos, como el vehículo eléctrico y las mejoras medioambientales de su motorizaciones. Por ello, Renault ha "congelado" sus proyectos de inversión en Chennai (India) y en Tánger (Marruecos). REDUCCION DE PLANTILLA A través de estas medidas, la compañía estima que sus inversiones totales se reduzcan un 20% durante 2009. Asimismo, la empresa ha aumentado su política de reducción de costes fijos y de control salarial. Así, Renault prevé que su plantilla mundial pase de 129.000 trabajadores a 120.000 efectivos en 2009, a través de bajas incentivadas y salidas previstas, que no serán cubiertas con nuevas contrataciones. De este total de 9.000 empleados menos previstos para 2009, 4.500 empleados corresponderán al mercado francés, mientras que los 4.500 restantes serán de otros países. Como parte de esta política de austeridad, la firma también contempla no repartir dividendo a sus accionistas correspondiente a 2008. Este año la corporación francesa contempla lanzar ocho nuevos modelos. "La industria automovilística conserva todo su potencial y deberá salir de esta crisis con productos más respetuosos con el entorno y mejor adaptados a la nueva economía", concluyó Ghosn.