TAP confirma pérdidas de 285 millones en 2008 pero prevé cerrar el año con 8 millones de beneficios

LISBOA, 28 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

La aerolínea portuguesa TAP confirmó hoy que en 2008 registró unas pérdidas de 285 millones de euros, que contrastan con los 32,6 millones de euros de beneficios que obtuvo en 2007, pero el presidente de la compañía, Fernando Pinto, avanzó que el objetivo para 2009 es lograr unos beneficios de ocho millones de euros.

La cifra facilitada por TAP coincide con la avanzada por su única accionista, la 'holding' estatal Parpública, hace diez días, aunque en los resultados divulgados por la aerolínea no está contabilizada la compra de las acciones de Groundforce, empresa de asistencia en tierra, y en las de Parpública sí, de ahí que las perdidas anunciadas por ésta alcanzasen los 320 millones de euros.

La aerolínea portuguesa se ha visto afectada por la actual coyuntura económica y por el aumento del precio del combustible. Así, a pesar de las reformas puestas en marcha por la compañía, TAP cerró en una posición "altamente deficitaria".

Sin embargo, el presidente de TAP trazó un futuro más optimista y avanzó que el objetivo es lograr unos beneficios de ocho millones de euros este año, aunque admitió que la gripe porcina podría complicar las cuentas.

"Es muy difícil hacer un presupuesto en año de crisis, que empeora ahora con la gripe porcina", afirmó Pinto en la presentación de los resultados anuales. El responsable reconoció que "la gripe porcina es una preocupación" porque aunque la compañía "no vuela a México, vuela a Nueva York" por lo que "estará atenta para ajustar las oferta y flexibilizar las frecuencias".

A pesar de todo, Pinto se mostró optimista respecto a lograr el objetivo de este año de cinco millones de euros de beneficios, ya que avanzó que en el primer trimestre TAP "perdió cinco millones de euros menos de lo que tenía previsto".

El presidente de TAP indicó que durante las crisis hay que "tomar decisiones con cuidado" y descartó suspender vuelos para ciudades en las que sólo hay una conexión. Asimismo, descartó que la empresa planee despidos, al menos este año.

Las pérdidas de 285 millones de euros, son los peores resultados desde que este gestor brasileño se hizo cargo de la gestión de la compañía.

La compañía indicó que las pérdidas de TAP y de TAP Manutención e Ingeniería alcanzaron los 209 millones de euros y el saldo negativo se agravó con los resultados negativos de 36 millones de Groundforce, de los 29 millones de la brasileña VEM y los 4 millones de Portugalia Airlines. Además, la empresa perdió 12 millones en amortizaciones.

Las cuentas de TAP indican también que la deuda de la empresa pasó de 1.200 para 1.500 millones de euros en 2008.

La factura de combustible de TAP en 2008 se agravó en 220 millones de euros más de lo previsto, debido al choque petrolífero que puso el precio del barril de crudo en 147 dólares.

La compañía aérea reveló que el tráfico de pasajeros creció un 12% en 2008, subrayando que no hubo una reducción de conexiones aéreas, sólo una suspensión puntual de algunas rutas con menos demanda.

El hecho de que las pérdidas de la compañía se conociesen desde el pasado 16 de abril supone que ya están bastante asimiladas por la opinión pública, de ahí que el reto para la administración de la compañía es transmitir señales de confianza en la próxima asamblea general de TAP, marcada para el 14 de mayo.

En el informe de cuentas de Parpública, divulgado el pasado 16 de abril, indicaba que, ante los resultados presentados, la aerolínea tendrá que repensar "la estructura y la dimensión para alcanzar niveles añadidos de productividad". Además, indicaba que TAP tendrá que encontrar nuevos socios, con vistas a superar las dificultades futuras.

La justificación de este agravamiento de los resultados pasa por "la coyuntura extremadamente adversa, la insuficiente competitividad del grupo TAP y la inherente rigidez de la estructura de costes", indicaba el informe.