Un estudio demuestra que la reducción de consumo en ciudad puede ser de hasta 22%

  • Madrid, 27 may (EFE).- Un estudio del Laboratorio de Motores Térmicos de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Politécnica de Madrid ha demostrado que es posible reducir el consumo de un coche en ciudad hasta el 22% utilizando la tecnología de parada y arranque "Stop and Start".

Un estudio demuestra que la reducción de consumo en ciudad puede ser de hasta 22%

Un estudio demuestra que la reducción de consumo en ciudad puede ser de hasta 22%

Madrid, 27 may (EFE).- Un estudio del Laboratorio de Motores Térmicos de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Politécnica de Madrid ha demostrado que es posible reducir el consumo de un coche en ciudad hasta el 22% utilizando la tecnología de parada y arranque "Stop and Start".

La investigación, financiada por el Ministerio de Medio Ambiente, forma parte del Proyecto MIVECO, cuyo propósito es, entre otros, establecer cuál es el consumo y contaminación de un vehículo en el trafico real y cuál es la incidencia de una conducción ecológica en el consumo.

Dirigidas por Jesús Casanova Kindelán, catedrático de Máquina y Motores Térmicos, las pruebas se han realizado en tráfico urbano real y con el primer todoterreno del mercado dotado con el sistema "Stop and Start" y además sobre un motor diesel, el Freelander 2 de Land Rover.

El sistema "Stop and Start" apaga el motor durante las paradas, por ejemplo ante un semáforo, al soltar el pedal del embrague y llevar la palanca de cambio a punto muerto.

Dos trayectos representativos de Madrid y un mismo conductor, Emilio Cano, instructor de conducción del RACE y alumno de la Escuela de Ingenieros, y un complejo equipos de sensores y de medidas, entre ellos un analizador de gases en tiempo real, han mostrado cómo en tráfico congestionado se puede ahorrar más de un 30% de carburante.

No obstante, la media de la investigación es de un 22% de ahorro y no todo debe ser atribuido al sistema de parada y arranque, explicó a Efe el catedrático Jesús Casanova, porque las pruebas realizadas con este sistema desconectado han desvelado que las mejoras introducidas en el motor para ajustarse al "Stop and Start" reducen el consumo en un 9%.

Las reformas en el motor han sido realizadas por la ingeniería de Land Rover y son obligadas para combinar la secuencia de parámetros, un proceso muy complejo y especialmente difícil tratándose de un motor diesel.

Con estudio queda demostrado que el sistema de parada y arranque funciona y con él se abre un nuevo camino que permite el ahorro de combustible y de emisiones de dióxido de carbono en los vehículos todoterreno.

El laboratorio de motores Térmicos de la Politécnica de Madrid, encargado de la investigación, cuenta con una gran experiencia en medida de emisiones y consumo de vehículos en tráfico real, que le permitido validar un equipo de medidas de consumo y emisiones embarcable en vehículos para poder llevar a cabo este proyecto.

El proyecto MIVECO, explicó Casanova Kindelán, terminará el próximo mes de noviembre y entre sus conclusiones figurará un catálogo de recomendaciones para practicar la conducción hace posible la reducción del consumo y de las emisiones en la conducción real.