Unos 85 vuelos salen hoy del aeropuerto de Barcelona con destino a Roma

  • Barcelona, 27 may (EFE).- Unos 85 vuelos salen hoy del aeropuerto de El Prat de Barcelona con destino a los aeropuertos de Fiumicino y Ciampino de Roma, ciudad en la que disputa la final de la Liga de Campeones entre el Barcelona y el Manchester United.

Unos 85 vuelos salen hoy del aeropuerto de Barcelona con destino a Roma

Unos 85 vuelos salen hoy del aeropuerto de Barcelona con destino a Roma

Barcelona, 27 may (EFE).- Unos 85 vuelos salen hoy del aeropuerto de El Prat de Barcelona con destino a los aeropuertos de Fiumicino y Ciampino de Roma, ciudad en la que disputa la final de la Liga de Campeones entre el Barcelona y el Manchester United.

Fuentes del aeropuerto han informado a Efe de que en total unas quince mil personas se desplazarán hoy en avión hasta la capital italiana, y que la mayoría lo harán en los 65 vuelos charter que se han programado para viajar a Roma para apoyar al Fútbol Club Barcelona.

Los vuelos han empezado a despegar a las 05:00 horas y todo funciona según lo previsto, excepto en tres vuelos charter que van con retraso y no han podido cumplir con el horario previsto.

Según las mismas fuentes, estos tres vuelos, operados por el RACC, tenían que haber salido sobre las 06:00 horas pero los aviones en los que deben viajar los seguidores del Barça no han podido llegar todavía al aeropuerto de Barcelona, y se espera que lo hagan a lo largo de la mañana.

Además, saldrán del aeropuerto de Barcelona con destino a Roma una veintena más de vuelos de líneas regulares que cubren habitualmente en trayecto Barcelona-Roma.

Las mismas fuentes han señalado que en el aeropuerto se ven muchos aficionados del Barça con banderas, camisetas y con emblemas y los colores del Fútbol Club Barcelona, pero que todos se comportan con mucha tranquilidad y sin provocar ningún incidente, y que hay muy buen ambiente.

Desde el aeropuerto se ha puntualizado que a pesar de la gran afluencia de pasajeros no hay colas porque son personas que viajan sin equipaje, con lo puesto, y que sólo tienen que recoger la tarjeta de embarque para pasar a la zona de espera, un proceso que se hace muy rápido.