Ahmadinejad dice que está esperando el cambio de la política de EEUU respecto a Irán

ASTANA, 6 (Reuters/EP)

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, expresó hoy su satisfacción por el intento de acercamiento del presidente estadounidense, Barack Obama, pero dijo que Teherán está esperando pasos concretos que respalden las palabras del inquilino de la Casa Blanca.

En declaraciones realizadas durante una visita oficial a Kazajistán, Ahmadinejad celebró el "cambio y la reforma" protagonizados por Obama, pero dejó claro que Teherán espera que Washington haga el siguiente movimiento.

"Estamos esperando este cambio", dijo Ahmadinejad. "Esperamos que sus opiniones (las de Obama) estén basadas en la necesidad de reforma y cambio de política. Esperamos que pueda lograrlo", añadió.

Estados Unidos rompió sus relaciones con Teherán durante la crisis de los rehenes entre 1979 y 1981, cuando estudiantes iraníes ocuparon la embajada estadounidense en Teherán y retuvieron a 52 ciudadanos estadounidenses secuestrados durante 444 días.

Washington ha acusado a Teherán de buscar desarrollar armas nucleares y sospecha que utiliza su programa nuclear civil como una tapadera. Por su parte, Teherán asegura que sólo desarrolla energía nuclear con fines pacíficos.

No obstante, distanciándose de su predecesor en el cargo, George W. Bush, quien incluyó a Irán entre los miembros de un "eje del mal" que suponía una amenaza a la seguridad, Obama ha manifestado su voluntad de arrancar las relaciones.

Igualmente, Obama ha prometido mejorar las relaciones de Estados Unidos con el mundo musulmán, después de los atentados del 11-S y las guerras de Irak y Afganistán. En este sentido, en un discurso pronunciado hoy en el Parlamento turco, de mayoría musulmana, Obama aseguró que Estados Unidos "no está, y nunca estará, en guerra con el Islam".

El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, ha calificado la oferta de Obama de mejores relaciones como un "eslogan", pero ha prometido que Irán responderá a pasos concretos que indiquen un cambio de política.

Al mismo tiempo que ha tendido la mano a Irán, la Administración Obama ha amenazado con endurecer las sanciones contra el país islámico si éste sigue desafiando la exigencia de la ONU del cese de sus actividades nucleares sensibles. Ayer, en Praga, Obama dijo que Irán tiene que elegir entre frenar sus actividades nucleares o enfrentarse a un aislamiento aún mayor.

Al hablar de la crisis financiera, Ahmadinejad, se reservó las palabras fuertes para criticar a Estados Unidos y culpó al mundo occidental de la crisis. "Esta no es una crisis financiera", dijo, "es una crisis moral, es una crisis de ideas. La economía capitalista es una economía falsa", agregó.

Por otro lado, Ahmadinejad manifestó su apoyo a la idea de crear un depósito internacional de fuel, dentro de un plan respaldado por Estados Unidos para poner todas las actividades de enriquecimiento de uranio bajo control internacional.

"Pensamos que la idea de Nursultan Nazarbayev (presidente de Kazajistán) de acoger un banco de combustible nuclear es una muy buena propuesta", dijo el presidente iraní tras reunirse con su homólogo kazajo.