Ahmadineyad podría anunciar hoy que Irán ya domina la última fase de la producción de combustible nuclear

TEHERÁN, 9 (Reuters/EP)

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, podría anunciar hoy que su país ya domina la última fase del proceso de producción de combustible nuclear, coincidiendo con el Día Nuclear Nacional. "Tengo buenas noticias nucleares para mañana para la honorable nación iraní", dijo ayer en un discurso televisado.

Los analistas nucleares extranjeros creen que Teherán aún tiene que demostrar que es capaz de enriquecer uranio a nivel industrial, un proceso clave para producir combustible utilizable y en grandes cantidades y que, al mismo tiempo, es la parte más difícil de dominar desde el punto de vista técnico para generar energía nuclear.

Irán ha ido ampliando poco a poco su planta de enriquecimiento de Natanz, desafiando las resoluciones de la ONU que le piden que paralice estas actividades por la posibilidad de que puedan orientarse a la fabricación de armas atómicas. Pero los analistas prevén que Ahmadineyad va a proclamar que Teherán ha perfeccionado la última fase de la producción de combustible nuclear.

"Un posible anuncio sería la producción de bolitas de uranio natural para el reactor de agua pesada de Arak" (que está en Isfahan, la ciudad donde pronunció hoy su discurso el presidente), "o también la producción de barras de combustible y su montaje en paquetes", dijo un analista que habló bajo la condición de mantener su anonimato.

El proceso de obtención de combustible nuclear incluye varias fases: extraer y moler mineral de uranio, enriquecer el uranio, fabricar y usar el combustible nuclear, volver a procesar el combustible usado y eliminar los residuos radiactivos o el combustible usado que no ha sido procesado de nuevo.

REACTOR DE ARAK

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) indicó en un informe del pasado 19 de febrero que no podía comprobar si el reactor de Arak se estaba diseñando sólo para usos pacíficos porque Teherán no había permitido que lo visitasen los inspectores de la AIEA.

El informe señalaba también que la planta nuclear de Arak había comenzado a producir barras de combustible y que el sistema para fabricar bolitas de uranio ya estaba listo. Irán mantiene que esta central servirá sólo para generar isótopos que se usarán en el ámbito médico y agrícola.

Pero los países occidentales creen que Irán podría configurar el reactor de Arak para extraer plutonio a partir de las barras nucleares gastadas, disponiendo así de una fuente adicional para la obtención de combustible susceptible de ser utilizado para fabricar bombas, aparte de la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz, supervisada por la AIEA.