Brown considera la prueba nuclear un "peligro para el mundo" y advierte a Pyongyang de un "renovado aislamiento"

LONDRES, 25 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán)

El primer ministro británico, Gordon Brown, consideró hoy que la prueba nuclear efectuada por Corea del Norte representa un "peligro para el mundo" y advirtió a Pyongyang de que si sigue ignorando a la comunidad internacional, "no puede esperar nada más que un renovado aislamiento".

En un comunicado después de que la agencia estatal norcoreana KCNA confirmase que el ejericio se había realizado "satisfactoriamente" esta mañana (madrugada española), Brown lo condenó "en los más graves términos" y consideró que la decisión "reduce las posibilidades de paz en la península" asiática y, además, no tendrá ningún efecto en la seguridad de Corea del Norte.

No obstante, aprovechó para trasladar a Pyongyang que, "si se comporta de forma resposable", la comunidad internacional lo tratará "como un socio", si bien matizó que, "si no, entonces no puede esperar nada más que un renovado aislamiento". En su opinión, la decisión ha sido "errónea" y representa un "peligro para el mundo".

La diplomacia británica ha clarificado ya su posición sobre la prueba nuclear y la ha calificado de "clara quiebra" de la resolución 1718 del Consejo de Seguridad de la ONU. Por ello, Reino Unido prevé consultar a sus aliados en el seno de Naciones Unidas ante la posibilidad de ofrecer una respuesta concertada.