Caldera propone el cierre de las centrales nucleares, empezando por Garoña

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Fundación Ideas y ex-ministro de Trabajo, Jesús Caldera, recomendó hoy al Gobierno el cierre de las centrales nucleares, empezando por la de Santa María de Garoña (Burgos), como parte de las conclusiones del informe 'Un nuevo modelo energético para España', presentado por esta institución.

Así, Caldera señaló que es "perfectamente posible" el cierre de la central de Garoña, cuya licencia de explotación expira el 5 de junio, ya que el reactor "ha consumido su vida útil" y es sustituible por fuentes de energía renovable.

En este sentido, el informe concluye que "las centrales nucleares existentes en España deberían comenzar a cerrarse a partir del final de las licencias existentes", como es el caso de Garoña, cuyo cierre han solicitado reiteradamente, entre otros, organizaciones ecologistas y sobre el que el Gobierno no se ha pronunciado.

A juicio de la Fundación Ideas, "debería prevalecer el límite de 40 años" en la explotación de las centrales, sujeto a cinco condiciones: seguridad, sustituibilidad, abastecimiento, gestionabilidad y competitividad. También consideran que "no es necesario construir nuevas centrales".

No obstante, según Caldera, en el caso concreto de Garoña, hay que "esperar a lo que diga el Gobierno", para lo que "queda cada vez menos". Pero, en cualquier caso, a su entender, el Ejecutivo "puede tomar la decisión (de cerrarla)" y proceder a "no renovar su licencia" porque cumple los cinco requisitos citados.

SU PROPUESTA, CIEN POR CIEN RENOVABLES

"España debe apostar por un nuevo sistema en el que el cien por cien sean energías renovables en 2050", afirmó el vicepresidente de la Fundación Ideas. Algo que "es posible" si se ponen "los incentivos necesarios". Además, cree que la energía nuclear es "un freno" para el desarrollo de estas fuentes alternativas, "el único camino posible en el futuro".

Caldera se mostró partidario de llevar a cabo "un cambio en el modo de consumir energía" y de reducir "drásticamente" las emisiones de gases contaminantes porque "España no puede mirar para otro lado" y su modelo energético es "insostenible" por lo que "debe ser cambiado en profundidad". Este camino debe ser seguido, desde su punto de vista, "por toda la humanidad".

Por otro lado, la Fundación, a través de su informe --que fue presentado por dos de sus autores: el catedrático de Termodinámica de la Universidad de Sevilla, Valeriano Ruiz, y el miembro de consejo asesor para el desarrollo sostenible de la Generalitat de Cataluña, Marcel Coderch-- solicita al Gobierno que reafirme su compromiso con los objetivos de política energética de la UE en relación al cambio climático.

Concretamente, pide que se comprometa con la reducción de un 20 por ciento en el consumo de energía primaria, en las emisiones y en el incremento del mix energético renovable. También llamó al Ejecutivo a incluir el sector energético de forma "prioritaria" en sus planes de reactivación económica.

Por último, Caldera enfatizó que 175.000 personas en España cuentan con un empleo estable en el sector de las energías renovables, por lo que señaló que es "uno de los sectores más estables". Según sus cálculos, de potenciar este mercado, podrían emplearse en él entre 300.000, con demanda baja, y 1.200.00 personas, con demanda alta.