EB pide al Parlamento vasco que exija a Zapatero el cierre de la central de Garoña

Destaca que la central es "una amenaza directa contra la salud y el medio ambiente porque no garantiza niveles mínimos de seguridad"

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

El parlamentario de EB, Mikel Arana, ha presentado una iniciativa en el Parlamento vasco, con carácter de urgencia, para que la Cámara autonómica exija al Gobierno de Zapatero el cierre "inmediato y definitivo" de la central nuclear de Garoña y exprese su rechazo ante la posibilidad de que se pueda prorrogar su funcionamiento.

En la proposición no de Ley, a la que tuvo acceso Europa Press, Arana recuerda que la central nuclear Santa María de Garoña, conocida como "la de las mil grietas", ha sufrido "numerosos problemas técnicos desde su inauguración y ha sido objeto de múltiples iniciativas pidiendo su cierre".

En esta línea, destaca que el Parlamento vasco aprobó el 2 de junio de 2006 una propuesta que recogía "la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca, que exige el cierre de la planta y dice con claridad 'No a la energía nuclear'".

Ezker Batua subraya que esta central "es la única que queda abierta de las denominadas de primera generación" y asegura que "presenta una tecnología muy obsoleta que supone una amenaza directa contra la salud de las personas y contra el medio ambiente, porque no garantiza los niveles mínimos de seguridad".

Según afirma, se trata de "la planta nuclear en activo más antigua del Estado, que fue inaugurada por Franco en 1971 y que, a lo largo de toda su historia, ha sufrido numerosos incidentes debido a su agrietamiento múltiple por corrosión, que afecta a diversos componentes internos de la vasija del reactor, el corazón de la central que alberga el combustible de uranio".

En esta línea, manifiesta que "el último suceso ocurrió el pasado 9 de mayo" cuando una denuncia de Greenpeace "advertía de una posible fuga nuclear que había obligado a que la planta funcionase a media potencia".

"A los graves problemas de seguridad y de salud para las personas del entorno, así como para el medio ambiente, se une el hecho de que Garoña está ya totalmente amortizada y su permiso de explotación finaliza el próximo 5 de julio", señala.

Tras indicar que la compañía propietaria, Nuclenor, ha pedido al Gobierno "una prórroga por otros 10 años", apunta que el presidente del Ejecutivo central, "durante la campaña electoral de 2007, se comprometió a su inmediato cierre en este próximo mes de julio".

EL CIERRE

Por ello, la iniciativa planteada por EB pretende que el Parlamento vasco inste "al Gobierno del Estado, y más concretamente al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, al cierre inmediato y definitivo de la Central Nuclear de Santa María de Garoña".

El texto muestra "su rechazo ante la posibilidad de prorrogar el funcionamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña", e insta al Consejo de Seguridad Nuclear "a que se posicione en este sentido".

También reclama que, "desde este momento y hasta el cierre y desmantelamiento definitivo de la central", el Ejecutivo de Zapatero "ofrezca comunicación puntual y veraz del proceso, respondiendo a los criterios de transparencia y al derecho de la ciudadanía a recibir información objetiva, imparcial e independiente sobre una cuestión que afecta directamente a su bienestar".

Ezker Batua justifica su petición de que la proposición se tramite con carácter de urgencia en que "sólo este año se han contabilizado nueve incidentes en la central" y en que "la licencia de actividad expira el 5 de julio de 2009".